ZeC denuncia “irregularidades y falta de transparencia” en la forma de actuar de Zaragoza Cultural

La formación ha pedido un consejo extraordinario de la sociedad para que la vicealcaldesa explique “cómo van a poner solución”

La concejala del grupo municipal Zaragoza en Común, Luisa Broto, ha criticado este jueves “las múltiples irregularidades detectadas por la intervención general” en el funcionamiento de Zaragoza Cultural, así como la “falta de transparencia en torno a los presupuestos” y ha instado a “poner orden” de forma “inmediata y urgente” en el seno de esta sociedad pública.

El informe del interventor general municipal ha detectado, en palabras de Broto, “varias situaciones de irregularidad: contratos sin licitación, otros contratos caducados, facturas no conformes, falta de aplicación correcta de la normativa de contabilidad, arbitrariedad a la hora de aplicar bonificaciones en el alquiler de espacios municipales e incluso el cobro de entradas de espectáculos sin estar aprobados dichos precios de esos espectáculos por el seno del consejo de administración”.

Zaragoza en Común ha llamado a los responsables de esta sociedad pública, la vicealcaldesa Sara Fernández y el gerente de Zaragoza Cultural, a “poner encima de la mesa toda la maquinaria para solventar estas situaciones irregulares”.

“También nos parece bastante importante el hecho de que en este mismo seno de Zaragoza Cultural como en Comisión de Cultura y Participación haya habido un remanente en torno a 1.300.000 euros”, ha subrayado la concejala, un tema que preocupa especialmente al partido “porque, a mitad de 2022, todavía no sabemos cuál es el presupuesto desglosado por programas”.

Zaragoza Cultural no tiene la obligación de hacer público este desglose, pero el grupo municipal considera que “más allá de la obligación normativa, está también la obligación ética de informar a los consejeros sobre detalles tan importantes, como ocurre en otras sociedades como Zaragoza Deporte”.

En estos dos años de pandemia el sector cultural ha sido uno de los más castigados, y “esta indecisión o indefinición lo agrava aún más”. Broto ha puesto como ejemplo la reciente celebración de las Fiestas Goyescas, de las que “no sabemos todavía cuál ha sido el coste”. También ha generado dudas entre la formación “que actividades estables con bastante aceptación, como el Festival Eifolk, haya reducido drástica y repentinamente su prepuesto de 50.000 a 20.000 euros”.

La formación ha pedido un consejo extraordinario de la sociedad para que la vicealcaldesa explique “cómo van a poner solución”. Además, la edil de Zaragoza en Común ha defendido que es “inaudito” que exista un superávit de 1.366.000 de euros en un momento en el que el sector cultural necesita recuperarse.

“Es grave la falta de previsión y más grave aún son las limitaciones de este gobierno para invertir en cultura, un sector que los necesita y que es clave para recuperar el pulso de la ciudad tanto económico como anímico”, ha concluido Broto.

Print Friendly, PDF & Email