Prisión para cinco hombres armados que retuvieron ilegalmente a trece personas en un bar de Binéfar

Se intervinieron numerosas armas y 2.690 euros que habían sido sustraído a los clientes del local

Cinco hombres han sido enviados a prisión por retener ilegalmente a trece personas en un bar de Binéfar. Todos ellos, con numerosos antecedentes y residentes en Lérida y Castellón, portaban armas de fuego que aparentaban ser reales, e incluso agredieron al dueño del local cuando trató de hacerles frente. Se les acusa de ser presuntos autores de los delitos de robo con violencia e intimidación, detención ilegal entre particulares, lesiones y pertenencia a grupo criminal.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 23.00 horas del pasado 5 de mayo. Los agentes entraron con todas las medidas de seguridad pertinentes y localizaron a cuatro personas con los rostros cubiertos con pasamontañas, gorras y pañuelos. Dos de ellos hacían uso de armas de fuego, que posteriormente se comprobó eran simuladas, y los otros dos portaban un machete de grandes dimensiones y una navaja. En el suelo había 13 personas tumbadas boca abajo y con las manos entrelazadas en la parte posterior de la cabeza.

Dos de los atacantes trataron de huir a través de la planta superior del establecimiento, siendo perseguidos por uno de los agentes, que consiguió inmovilizarlos y detenerlos, mientras su compañero procedió a la detención de los otros dos individuos que intentaban huir por la parte trasera del establecimiento. Inmediatamente después se personó en el lugar otra patrulla del Puesto de Binéfar y policía local de Binéfar, que dieron apoyo a sus compañeros y procedieron a ayudar a las víctimas.

El dueño del local trató de hacer frente a los secuestradores, por lo que le golpearon y le amenazaron, obligando a todos los allí presentes a tumbarse en el suelo boca abajo y poner sus manos sobre la nuca, sustrayéndoles todos los objetos de valor, como relojes, teléfonos móviles, cartera o dinero en metálico.

Los agentes llegaron a la conclusión de que en las inmediaciones del lugar podría haber un vehículo que habría sido utilizado para desplazarse hasta esa localidad, por lo que una patrulla del Puesto de Binéfar procedió a realizar gestiones en las inmediaciones. Así localizaron en una calle adyacente un coche con una persona oculta en la parte trasera, que también fue detenida.

En total, se intervinieron una pistola detonadora, con tres cartuchos ya percutidos; una pistola de gas comprimido semiautomática; un machete de 44 cm de hoja; una navaja de 7 cm de hoja; pasamontañas, gorras, gafas y guantes utilizados para ocultar rostro y huellas; un turismo; y 2.690 euros que habían sido sustraído a los clientes del local.

Print Friendly, PDF & Email