El Festival Asalto calienta motores encerrándose en el Centro de Historias de Zaragoza

Los colores y la formas son las bases de la exposición. FOTO: Laura Trives

Nunca es sencillo enfrentarse a una pared en blanco, pero tampoco es fácil reducir el tamaño de una obra. De los grandes muros al aire libre a los rincones de las salas del Centro de Historias, los artistas participantes en “El color de lo público” adaptan sus obras a un recinto cerrado antes de exponerlas en las calles de Santa Isabel.

“El color de lo público” es la nueva muestra que el museo zaragozano acoge como previa al Festival Asalto, ese encuentro de arte urbano que lleva casi dos décadas convirtiendo a la capital aragonesa en una de las capitales mundiales del arte en la calle. Aunque para septiembre queda mucho todavía, la muestra del Centro de Historias quiere acercar las obras a un público con ansias de que este ciclo cultural recupere la normalidad.

Diego Vicente, Elian Chali, Murfin, NULO y Txemy se reúnen en el lugar para, con su propio estilo, dar una pequeña pincelada de lo que puede ser la nueva edición de Asalto. Cinco obras que son cinco juegos de colores, perspectivas, movimiento y sensaciones con la capacidad de atrapar a un espectador que siente mucho más de lo que ve. Las obras consiguen, desde su magnitud y cercanía, mantener la esencia de que el festival urbano zaragozano es mucho más que un ciclo para sentarse a observar intervenciones artísticas.

Orgullo internacional gracias al Festival Asalto

“Esto es parte del ejercicio de traslación que queremos hacer del Asalto a un espacio expositivo cerrado”. Así ha resumido Alfredo Martínez, miembro de la organización del festival, que ha mantenido que el objetivo de esta muestra es “acercar a la ciudadanía, a través de la pedagogía, el arte urbano”. Martínez ha asegurado que la nueva muestra del Centro de Historias es “una reflexión del espacio a través del color y la abstracción”.

La muestra es la antesala del Festival Asalto, que este septiembre llega al barrio de Santa Isabel. FOTO: Laura Trives

Diego Vicente, Elian Chali y Txemy han sido los tres artistas que han participado en la presentación de “El color de lo público”. Los tres han coincidido en la relevancia internacional que ya ha adquirido el ciclo y el orgullo que para los artistas es poner exponer dentro de este festival. Cada uno ha explicado los motivos que le han llevado a presentar estas obras, además de afirmar que ha sido “toda una experiencia” realizar estas piezas tan grandes en un espacio reducido.

La vicealcaldesa y consejera de Cultura y Proyección Exterior, Sara Fernández, ha mantenido que el Festival Asalto es “una de las joyas artísticas de nuestra ciudad” y que se ha convertido en una apuesta cultural que “hace de Zaragoza una ciudad internacionalmente conocida gracias a su arte”.

Impulso tecnológico a la exposición

La dificultad para que dos intervenciones en las paredes obligan a los artistas a que alcancen un grado de entendimiento. Aunque todos los actores de “El color de lo público” han conseguido ponerse de acuerdo, la necesidad explicativa también ha llevado a contar con algunos recursos extraordinarios.

«El color de lo público» se puede visitar en el Centro de Historias hasta el 18 de septiembre. FOTO: Laura Trives

Aparte del ya clásico videoresumen que acompaña a todas las muestras del Centro de Historias, esta exposición incluye numerosos códigos QR en cada una de las piezas. Unos enlaces directos a textos, escritos por los propios artistas, en el que explican las razones de sus obras y acercan al público las inquietudes que les llevaron a formar así estas obras.

La exposición “El color de lo público” ya está abierta a los visitantes en el Centro de Historias. Esta muestra se podrá visitar hasta el próximo 18 de septiembre, cuando el arte del Festival Asalto vuelva a invadir las calles zaragozanas. La próxima edición del llenará de color todo el barrio de Santa Isabel.

Print Friendly, PDF & Email