Álvaro, Borja y Nano se despiden del Real Zaragoza

Los tres jugadores aportaron, pero vuelven a sus clubes de origen. Foto: Real Zaragoza

Los tres jugadores del Real Zaragoza que finalizan contrato, en todos los casos por fin de la cesión, ya han dicho adiós al equipo maño. A pesar de haber contribuido, ninguno ha dado un rendimiento que haya planteado a la dirección deportiva su continuidad, por lo que finaliza su aventura en la capital aragonesa. Ahora, Torrecilla trabaja en la búsqueda de sustitutos para estas tres posiciones de ataque.

El primero en despedirse fue Álvaro Giménez, el 28 de mayo, tras el triunfo ante la Real Sociedad B. “Último partido de la temporada que sabe mejor con victoria. Sólo puedo dar las gracias a todas y cada una de las personas que nos han acompañado en este camino, y a esta gran afición por todo el apoyo y cariño. El Real Zaragoza volverá donde se merece”, se leía en su cuenta de Twitter.

También lo hizo Borja Sainz tres días después, afirmando que el equipo “ha peleado, pero no ha sido suficiente para cumplir el objetivo”. Eso duele precisamente por una afición que “nunca ha dejado de animar”. A nivel personal ha sido un año “de aprendizaje” en el que ha ido superando los obstáculos “con determinación y con perseverancia”.

Por último, Borja quiso tener un comentario hacia quienes le han “acompañado y apoyado” en esta temporada. Y mención aparte merece para él la hinchada blanquilla. “El Real Zaragoza tiene una afición ejemplar y siempre va a estar en mi recuerdo. Gracias por hacerme sentir arropado en cada momento”, sentenciaba el jugador.

Y este miércoles ha sido el turno de Nano Mesa. Para él, las despedidas “siempre son duras”, y más cuando termina una etapa de la que solo se puede llevar “momentos buenos”. Cuando surgió la oportunidad de venir no lo dudó, y ha disfrutado de una afición que son “el motor” del equipo. Las lesiones le lastraron, pero siempre ha dado todo: “Así es como entiendo este deporte, así es mi manera de mostrar el máximo respeto por estos colores”, escribía.

El atacante también ha agradecido la confianza depositada con su llegada. “Llegué con mucha ilusión por formar parte de este proyecto, y me voy con la satisfacción y el orgullo de haberlo dado todo. Os quiero desear mucha suerte para el futuro. A todos los zaragocistas, a todo el personal del club y a mis compañeros, ¡gracias!”, terminaba Nano Mesa.

Ahora, el equipo maño se pone en marcha de la parcela deportiva. El nuevo entrenador, Juan Carlos Carcedo, ya está a los mandos del equipo, y se trata ahora de sumar nuevas piezas al proyecto. Es trabajo de Miguel Torrecilla y de Raúl Sanllehí nutrir de jugadores que puedan llevar al equipo a la máxima categoría del fútbol.

Print Friendly, PDF & Email