ZeC pide que las ayudas de urgencia se extiendan a todos los refugiados sea cual sea su origen

Esta ayuda supone una deducción excepcional del 75% de los ingresos de la unidad de convivencia

Tras la modificación en la normativa municipal de ayudas de urgencia para garantizar las necesidades básicas de las personas que han llegado a Zaragoza huyendo de la guerra de Ucrania, el grupo municipal de Zaragoza en Común ha anunciado este miércoles que solicitará al equipo de gobierno de Partido Popular y Ciudadanos que esta deducción especial se extienda a todas las personas refugiadas, independientemente de su origen.

Hasta ahora, esta decisión suponía una deducción excepcional del 75% de los ingresos de la unidad de convivencia, ampliando así la posibilidad de acceder a las ayudas. Como requisito, los beneficiarios deben estar empadronados en Zaragoza y no pueden disfrutar de otra prestación económica procedente de ninguna administración.

«Como formación, estamos de acuerdo en todo lo que sean medidas de apoyo a familias vulnerables de cara a su inserción en la sociedad. Lo que pedimos es que ese derecho se extienda a todas las familias refugiadas independientemente de su lugar de origen, queremos que esta situación de solidaridad se extienda a todos los refugiados de otros conflictos olvidados como son Yemen o Siria», ha explicado la concejal de ZeC, Luisa Broto.

De igual forma, aunque se han mostrado de acuerdo en el fondo de esta medida que pretende abordar una importante crisis humanitaria, han propuesto una mejora en el procedimiento para aplicarla. En este sentido, Zaragoza en Común ha solicitado modificar la Ordenanza de Ayudas de Urgencia para recoger esta excepcionalidad, dado que cualquier otra fórmula es contraria a la normativa. Para ello, esta primero debería pasar por la comisión de Acción Social y Familia para, posteriormente, ser aprobada en sesión plenaria.

«El abrir la Ordenanza es una oportunidad para actualizar el reglamento municipal y se pueda poner al hilo de lo que se está planteando. La idea es que además, al abrirlo, se pueda extender a todas las familias refugiadas», ha concretado.

Críticas por la falta de recursos para ayuda a refugiados

Desde la formación también se ha criticado la «improvisación y la falta de recursos reales» para poner en marcha una verdadera política de acogida y refugio en la ciudad de Zaragoza. Así, ha insistido Broto, «los recortes que han sufrido las partidas de cooperación esta legislatura, incluso aquellas dirigidas a refugiados, así como la falta de instrucciones, recursos específicos y de refuerzo de personal para los servicios de acogida, como la Casa de las Culturas, están dejando todas sus costuras al descubierto en esta crisis, por más que el señor Azcón y el señor Lorén no cesen en su empeño de hacerse fotos”.

Print Friendly, PDF & Email