El operativo de prevención y extinción de incendios contará con 20 millones para su implementación

Imagen de archivo de un incendio en Talmantes, Zaragoza

El nuevo operativo de prevención y extinción de incendios forestales en Aragón contará con una inversión de 20 millones de euros para su implementación y afrontar las nuevas mejoras. La nueva propuesta tiene el objetivo de mejorar la eficacia, profesionalidad y condiciones laborales de sus trabajadores para proteger el territorio aragonés durante los 365 días del año. Además de la especialización de los profesionales y sus condiciones laborales, permitirá la renovación de material de trabajo personal y de buena parte del parque de vehículos, entre otros.

El Centro Joaquín Roncal-CAI de Zaragoza ha acogido este miércoles la sesión de retorno del proceso de participación del “Diseño de estructura del nuevo operativo de prevención y extinción de incendios forestales en Aragón”, donde se han trabajado sobre 125 aportaciones de las cuales 36 se han aceptado totalmente y 38 parcialmente, alcanzando así una aceptación del 59% de las propuestas planteadas por los participantes.

Con todo ello, el nuevo operativo, tal y como ha explicado el director general de medio Natural y Gestión Forestal, Diego Bayona, «tendrá una distribución muy similar a la actual en el territorio, solo que en época de alto riesgo se aumentará en un miembro las cuadrillas terrestres simples para mejorar los turnos de trabajo, y así afrontar mejor la lucha contra los incendios forestales». Además, «que Infoar esté activo durante todo el año permitirá, entre otras cosas, una planificación anual para la mejora de la formación, las prácticas y otro tipo de factores como la gestión de vacaciones de sus integrantes».

Las mejoras también repercutirán en los miembros del Operativo personal del Gobierno de Aragón (Agentes para la Protección de la Naturaleza y técnicos), mejorando su formación continua. Unos cursos con los que obtendrán preparación como Directores de Extinción y con los que también podrán especializarse en diferentes grados de extinción, según la complejidad del incendio.

Además de las mejoras organizativas y formativas, este nuevo modelo viene acompañado de mejoras materiales. «También necesarias para alcanzar un grado óptimo de las condiciones laborales de sus trabajadores», ha apuntado Bayona. Entre ellas, una nueva y novedosa red que permitirá por primera vez unificar las comunicaciones de los distintos servicios ante grandes catástrofes y en la que se ha trabajado junto al Departamento de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, y la Dirección General de Interior y Protección Civil.

Asimismo, actualmente se encuentra en pleno proceso de licitación la adquisición de cinco autobombas, 26 pick-ups y un nuevo Puesto de Mando Avanzado, para la extinción simultánea de incendios forestales más complejos. Del miso modo, se renovarán los equipos de protección de los miembros del Infoar, que recibirán «en breve» la nueva equipación para la extinción de incendios forestales, buzos con un nuevo diseño, totalmente novedoso y que mejoran la calidad respecto a los equipamientos actuales.

Bayona también ha informado de que ya se están llevando a cabo los trámites para comenzar cuanto antes con la renovación de las bases terrestres, para que estos pasen a ser centros funcionales en los que los diferentes componentes del Operativo puedan formarse y entrenarse conjuntamente, adquiriendo práctica para el trabajo en equipo que deben realizar ante un incendio.

Por último, el director general ha apuntado que algunos de estos cambios «todavía se tienen que negociar laboralmente entre empresa y representantes de los trabajadores, así como por parte del Gobierno de Aragón y representantes de los funcionarios» si bien dichas negociaciones ya han comenzado en ambos ámbitos.

Print Friendly, PDF & Email