Aragón pide que Blanco dé un «paso atrás» por ser un «obstáculo» en la candidatura olímpica

Nuevo capítulo en uno de los entramados más “esperpénticos” de la historia del deporte olímpico español. Tras el mensaje que envió este pasado lunes el presidente del COE, Alejandro Blanco, en el que habría las puertas a elegir entre Aragón o Cataluña como sede para los Juegos Olímpicos, siempre que no hubiera un acuerdo conjunto, este martes la portavoz del Ejecutivo aragonés, Mayte Pérez, le ha pedido a Blanco que dé un «paso atrás» por su papel como interlocutor para «eliminar los obstáculos». «Las instituciones aragonesas hemos perdido la confianza”, ha reconocido.

Precisamente, desde la DGA, han manifestado que el COE dio ayer un «salto al vacío» con la posibilidad de votar entre una u otra actuación. «Quién debería tener un papel conciliador crea una confrontación territorial. Es juez y parte», ha denunciado Pérez. Por esta razón, desde el Gobierno autonómico han solicitado ese «paso atrás» del presidente del COE, aunque han aclarado que se sentarán a la mesa si Blanco les llama. «Las instituciones están por encima de las personas. Si el COE nos convoca, iremos y defenderemos una propuesta viable que resuelva este entuerto provocado», ha destacado la consejera, tras insistir en un cambio de interlocutor.

Una propuesta que, para la autonomía aragonesa, sigue siendo la de una «candidatura conjunta de país». La titular de Presidencia ha avanzado que, si se tiene que votar entre la candidatura de Aragón o Cataluña, la Comunidad aragonesa seguiría presentando una opción con pruebas olímpicas en los dos territorios. «Nosotros no hemos cambiado de criterio, mantenemos la misma posición. Presentaremos una propuesta de país como nos comprometimos». En este sentido, Pérez ha señalado que la propuesta aragonesa se conocerá «pronto» y será «útil».

«Aragón propuso técnicos y La Generalitat representantes políticos»

En las reuniones técnicas entre los dos territorios y el COE, que perseguían un acuerdo, la portavoz de la DGA ha criticado la actuación que siguió tanto el territorio catalán como el propio Blanco. «Nuestra sorpresa fue que nosotros proponíamos técnicos y La Generalitat representantes políticos», ha expuesto.

Por otra parte, Pérez ha apuntado que el «presidente del COE dio por bueno un acuerdo que no existía, permitiendo que La Generalitat convocara un referéndum sobre la candidatura olímpica». «El 1 de abril se anuncia un acuerdo que no existe, cuando en marzo Lambán había mostrado su desacuerdo y Faci había mandado una carta manifestando su rechazo», ha explicado. Sin embargo, según la consejera, «Blanco desoyó todo y anunció que había un acuerdo reprochando que Aragón no escuchaba y que lo habíamos cumplido», ha lamentado.

Pérez reconoce que ha habido un «trato desigual» en las negociaciones 

La máxima representante de Presidencia ha apuntado que, «con la posibilidad de someter la candidatura a votación, estamos ante otro cambio de posición del presidente». «Un cambio de posición donde siempre ha habido un denominador común: la defensa de Cataluña y el papel de mera comparsa de Aragón», ha puntualizado Pérez, afirmando que la autonomía aragonesa ha actuado con siempre con «lealtad y honestidad», mientras que el presidente del COE «no».

«Sus actuaciones son excusas para defender la posición de Cataluña y situar a Aragón como culpable. Blanco va dando pasos y fijando posiciones y no atiende a las peticiones de Aragón. No ha jugado limpio, ha habido un trato desigual en las negociaciones», ha denunciado.

Por último, la portavoz de la DGA ha dicho que «no hay un informe técnico que avale o justifique las razones objetivas para elegir una u otra actuación». «Aragón es una comunidad leal y nos pasan estas cosas por serlo demasiado», ha zanjado, tras añadir que no han obtenido respuesta de la carta que envió Lambán al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, para que interviniera en la negociación de los JJOO.

Print Friendly, PDF & Email