Radiografía de la temporada zaragocista: más notas positivas de las que parece

Jaume Grau está llamado a ser pieza clave la próxima temporada. Foto: Real Zaragoza

La temporada zaragocista ha dejado un sabor de boca más agrio que dulce. A pesar de haber soñado en momentos puntuales con el playoff, lo cierto es que las posibilidades reales de ascenso han sido prácticamente inexistentes. Además, el gran número de empates han provocado cierta apatía en la afición. Sin embargo, ha habido varias notas positivas que pueden valer a de cara a la próxima temporada.

En primer lugar, el cuadro maño apenas ha sufrido diez derrotas en lo que va de temporada con JIM a los mandos. Son las mismas que ha sufrido Las Palmas, cuarto clasificado y candidato principal al ascenso. Las escasas victorias han sido las que han provocado que no se pase del décimo puesto. Y aquí merece una mención especial el trabajo de la dirección deportiva, porque el presupuesto de la temporada, tras la última actualización, era para descender.

Grau es otra de las mejores caras que ha dejado la temporada, y en este caso por partida doble. Primero porque se ha erigido como el mejor centrocampista del cuadro maño en tan solo media temporada, donde ha anotado dos goles y ha llevado el timón del equipo. De hecho, con él en el campo solo se han perdido dos duelos. También hay que resaltar su recuperación de las arritmias, tema que se puso muy negro cuando se anuncio la baja indefinida por problemas de corazón.

Yendo a la vanguardia y a la retaguardia del equipo, aparecen Iván Azón y Alejandro Francés. El delantero ha anotado siete goles en la última temporada, todos ellos a partir de la jornada 27. Se ha erigido de esta forma máximo goleador del equipo junto a Valentín Vada. Y qué decir de Alejandro Francés, uno de los centrales con más proyección de Europa. A sus 19 años ha sido titular indiscutible en todos los partidos, siendo baja únicamente cuando se ha marchado con la Selección sub-21.

Por los costados también hay buenas noticias de izquierda a derecha: Dani Lasure y Fran Gámez. El canterano ha vuelto a sentirse futbolista tras casi 500 días de recuperación de un cáncer. La Romareda le ovacionó y a punto estuvo de anotar. Por el otro costado, apenas cinco jugadores en la competición han otorgado más goles que Fran Gámez. Siete asistencias en 37 partidos le coronan como máximo asistente del equipo.

Y en la portería, uno no puede olvidarse de Cristian Álvarez. Una temporada más, el argentino ha sido vital con sus paradas bajo palos, sosteniendo al equipo cuando más lo ha necesitado. En este año, el arquero ha vuelto a brillar y mérito suyo es también encontrarse entre los menos goleados de la tabla.

Se pone punto y final de esta forma a una temporada de altibajos en la que el sueño del ascenso siempre ha estado muy alejado. Sin embargo, también ha sido una campaña en la que también ha habido aspectos positivos que pueden valer de cara a la próxima temporada. Ahora se abre un nuevo proyecto para buscar de forma definitiva el ascenso a Primera División.

Print Friendly, PDF & Email