Más de 2.700 ucranianos han obtenido ya sus permisos de protección temporal en Aragón

Este documento les permite automáticamente residir, trabajar o estudiar en la Unión Europea un año. Foto: Delegación del Gobierno

La Delegación del Gobierno de España en Aragón ha celebrado este martes una Reunión de Coordinación en la Protección Temporal de Desplazados a la que han asistido las entidades sociales encargadas del dispositivo en la Comunidad Autónoma. De momento, 2.771 ucranianos han obtenido ya su permiso de protección temporal en Aragón en las comisarías de la Policía Nacional habilitadas para ello en Zaragoza, Teruel, Huesca y Jaca. Este dato se corresponde a los permisos emitidos, pero las ucranianos pueden después desplazarse libremente y/o asentarse en otras Comunidades. De ellos, 1.043 son menores.

Por provincias, en Zaragoza se han otorgado 1.542 documentos (636 niños); en Huesca han sido 742 (207 son menores de edad) y en Teruel se han tramitado 483 (200 niños). En este proceso está siendo decisiva además la labor de la Oficina de Asilo y Refugio (OAR) del Ministerio del Interior.

En la reunión ha estado presente la delegada del Gobierno en Aragón, Rosa Serrano; el subdelegado en Zaragoza, Fernando Beltrán; así como los encargados de acogida en Accem en Aragón, la fundación APIP ACAM; Cepaim en Aragón; la obra social Santa Llüisa de Marillac; YMCA en Aragón y la fundación Iniciativa Solidaria Ángel Tomás, última incorporación al proceso.

La delegada del Gobierno en Aragón, Rosa Serrano, ha recordado que se está trabajando al máximo en los recursos de Extranjería para evitar esperas, una vez superado el proceso de escolarización. En este sentido ha agradecido la colaboración tanto del Gobierno de Aragón como de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias. Además, ha precisado que el número de ucranianos que ha decidido volver a su país es “insignificante” y casi siempre motivada por la llamada a los funcionarios que se ha realizado desde el país en conflicto.

La coordinadora de Accem en Aragón, Julia Ortega, ha intervenido como portavoz de todas las entidades. “La ciudadanía se está volcando en la crisis social y la respuesta de empresarios y particulares ha sido excelente en todas las zonas de acogida”, ha manifestado. En este momento el 74% de las personas que han llegado a la comunidad se encuentra alojada en el medio rural (las entidades tienen un total de 1.495 plazas ocupadas, 1.113 de ellas en diferentes pueblos y cabeceras comarcales). “Tras una fase de muchas llegadas, los últimos meses la presión social ha bajado, algo a lo que también ha contribuido la incorporación de nuevos recursos”, ha dicho. Desde las entidades han destacado que “nadie se ha quedado en la calle” y han considerado que en los pueblos la integración de los recién llegados ha sido excelente.

En este momento los recursos sociales han variado su labor asistencial a una nueva fase en la que se busca la integración social y la incorporación al mercado laboral, algo mucho más destacado en las cabeceras de comarca.

Ortega ha precisado que muchos ucranianos están encontrando su hueco en el mercado laboral, sobre todo en la hostelería, el sector servicios o en centros logísticos; y ha asegurado que no prevén que se puedan llegar a «colapsar» las plazas de asilo que se ofrecen en Aragón. De hecho, ha confirmado que se están empezando a dar «pasos de segunda fase», donde los refugiados ya abandonan los centros de las entidades sociales aunque se les sigue prestando apoyo económico.

En este momento los recursos sociales han variado su labor asistencial a una nueva fase en la que se busca la integración social y la incorporación al mercado laboral, algo mucho más destacado en las cabeceras de comarca. Las entidades, asimismo, han solicitado que se solucionen los problemas de agilidad de trámites que se denuncian en el medio rural; que se mejore el acceso a la vivienda del parque privado en las capitales de provincia o que se faciliten recursos de pernoctación eventual.

Proceso de regulación

Los ucranianos que acuden a las comisarías designadas, una vez presentada su documentación, consiguen su permiso de protección temporal en un plazo máximo de 24 horas desde que lo solicitan. Este documento les permite automáticamente residir, trabajar o estudiar en la Unión Europea un año, que es prorrogable hasta tres años, sin tener que solicitar asilo.

Print Friendly, PDF & Email