La S. D. Huesca asiste como mero invitado a la fiesta del ascenso del Valladolid (3-0)

Los tantos de Weissman, Plata y Aguado definieron el marcador en la segunda mitad. Foto: @SDHuesca

La Sociedad Deportiva Huesca cayó en la última jornada de LaLiga SmartBank ante el Real Valladolid, en un partido que hasta el descanso no tuvo goles, pero que se desequilibró en la segunda mitad ante un rival intenso y poderoso que peleaba por el ascenso a Primera y finalmente lo logró (3-0). Los tantos de Weissman, Plata y Aguado definieron el marcador que el Huesca pudo mantener a cero en la primera mitad, mostrándose combativo sobre el césped del José Zorrilla, pero no pudo lograrlo en un duro segundo tiempo en el que los locales celebraron se aprovecharon del pinchazo del Eibar para celebrar su ascenso a Primera División.

Los altoaragoneses comenzaron el choque con un lanzamiento entre los tres palos, una falta directa con mucho peligro que botó el hoy titular Pablo Martínez. Xisco optó por un equipo con los carriles para Joaquín y Marc Mateu, con Gaich y Escriche en la punta de ataque, además de Cristian Salvador en el medio como una de las grandes novedades. El Pucela pronto demostró su urgencia por conseguir imponerse, asediando el área azulgrana desde los primeros compases.

Sin embargo, el Huesca se mantuvo sólido atrás y repelió todas y cada una de las llegadas blanquivioletas hasta el descanso. Si bien fueron muchas, lo cierto es que Andrés Fernández no tuvo que ofrecer su repertorio de atajadas en el primer tiempo. Adolfo Gaich, en el tiempo de descuento, pudo adelantar a los visitantes gracias a un potente disparo desde la frontal que pegó al larguero, aunque respondió Weissman al instante con un cabezazo a la madera en la siguiente jugada. Sin goles, llegó la pausa.

La segunda parte trajo malas noticias para los intereses oscenses, ya que el Real Valladolid se adelantó con rapidez en el minuto 49, con gol de Weissman, después de una larga revisión del VAR por posible fuera de juego. Además, volvió a anotar poco después por medio de Plata. Xisco había dado entrada al inicio del segundo tiempo a Juan Carlos en el lugar de Florian Miguel, cambiando el esquema inicial, y ya con el 2-0 Lago Junior se incorporó por Gaich.

El tiempo pasaba y el ritmo del encuentro bajó tras el segundo gol. Ferreiro saltó al césped por Marc Mateu y el canterano Pol Prats en el lugar de Pablo Martínez a falta de más de 20 minutos para el pitido final en los que el Huesca intentó reducir la renta. Sin embargo, una jugada colectiva pucelana terminó en el tercer tanto de Aguado en el minuto 78. Euse Monzó debutó con el Huesca ya en los instantes finales, de un partido que no tuvo más movimiento en el luminoso. El Huesca despide el curso y mira ya al futuro.

Print Friendly, PDF & Email