La acusada de matar a su novio en Broto alega defensa propia: «No podía creer lo que había hecho»

La acusada ha declarado esta mañana en la Audiencia Provincial de Huesca

La mujer acusada de asesinar a su expareja en Broto el día de San Valentín en 2020 ha declarado esta mañana que actuó en defensa propia ante el ataque de su expareja. Daniela Valencia ha explicado ante el tribunal del jurado que “cogió el cuchillo porque sabía que la iba a matar”. Si al final se demuestra que fue un asesinato con alevosía, como defienden las acusaciones, Valencia podría acabar hasta 25 años de prisión.

El juicio ha comenzado esta mañana en la Audiencia Provincial de Huesca y ha sentado como única acusada a Daniela Valencia, que ha relatado lo que presuntamente ocurrió hasta llegar a terminar con la vida de su expareja, otro joven también residente en Broto.

Su relación terminó en septiembre de 2019 cuando se enteró su pareja, y ahora fallecido, que Daniela mantenía una “relación clandestina” con otro varón. Continuarían, según ha explicado, viéndose de forma puntual hasta enero. Una pelea entre el novio y el amante desencadenó que el joven decidiese terminar con ella.

Según ha explicado, el joven insistió en acompañarla a casa a recoger sus cosas y comenzaron una discusión. Una vez en la vivienda, el perro se escapó en un descuido y aprovechó, según ha dicho la acusada, para que su expareja se lo llevara a su casa. La víctima trabajaba en un bar de Broto y en un momento en el que ella creía que estaría trabajando fue a casa de él a por el perro.

Sin embargo, sobre las 18.00 horas, Daniela entró y fue a recuperar al animal, pero en ese momento, apareció la víctima en casa y es aquí cuando, según dice, comenzó la agresión que provocó finalmente la muerte. “Me escupió, me cogió de la cabeza y me pegó contra el marco de la puerta. Todo esto mientras me decía que me perdonaba siempre y yo siempre le fallaba”, ha declarado.

Es aquí, dice la acusada, cuando su expareja cogió un cuchillo y se lo puso en el cuello. “Me pasó el cuchillo por el cuello y yo solo le decía que parase”, ha continuado. Después, ella, según ha declarado, se hizo con el arma y se lo clavó hasta que cayó al suelo. “Cogí el cuchillo, sabía que me iba a matar”, ha explicado.

“Cayó al suelo, me quedé en la casa y no sabía que hacer. No podía creer lo que había hecho”. Volvió, según ha indicado, a coger el cuchillo e intento autolesionarse clavándoselo en el pecho, acto que no consumó por lo que quiso quitarse la vida tirándose de la ventana de arriba, que tampoco llegó a hacerlo. Se subió al coche y condujo sin rumbo hasta la mañana siguiente que, tras una llamada telefónica, se le localizó y se produjo su detención. “En ningún momento quería acabar con su vida, fueron las circunstancias del momento lo que me llevó a hacerlo”, ha finalizado tras responder a las preguntas del Ministerio Público.

Daniela Valencia se enfrenta a penas de 20 años de prisión, tal y como pide la Fiscalía, por un delito de asesinato con alevosía. La acusación particular de la familia del fallecido pide cinco años más al considerar la agravante de parentesco al ser pareja de hecho. La defensa pide la absolución al considerar que la mujer se estaba defendiendo y pide para ella la eximente completa por miedo insuperable.

Print Friendly, PDF & Email