El Real Zaragoza da el portazo definitivo a JIM y busca nuevo entrenador

El técnico ha cumplido objetivos en las dos temporadas en las que ha dirigido al equipo. Foto: Real Zaragoza (Tino Gil)

Juan Ignacio Martínez ya es historia para el Real Zaragoza después de que su contrato finalizara este 30 de junio y desde el club le hayan comunicado que no será el entrenador de la próxima temporada. Es el primer movimiento confirmado del nuevo proyecto en el que no estará el alicantino, quien ha terminado junto a sus hombres en una honrosa décima posición esta campaña.

No ha sido ni mucho menos fácil su etapa al frente del banquillo. Llegó en diciembre de 2020 con un Real Zaragoza hundido en la tabla clasificatoria y en claro peligro de desaparecer del fútbol profesional. Lejos de ser una exageración era la cruda realidad, en puestos de descenso y con unos síntomas que invitaban a la preocupación y catastrofismo más absoluto.

Pero el trabajo de Juan Ignacio Martínez fue poco a poco dando sus frutos y tras una notable segunda vuelta, con varias victorias de mérito, el equipo fue sacando la cabeza del pozo e incluso llegó a conseguir la permanencia matemática con alguna jornada de antelación. Reto que parecía impensable cuando JIM tomó las riendas del banquillo aragonés, motivo por el que continuó la presente campaña.

Con uno de los presupuestos más bajos de la categoría, tampoco JIM ha tenido la vida sencilla esta temporada. Coqueteó con los puestos de descenso para, después de la revolución invernal, mirar con anhelo el sueño de disputar los playoffs de ascenso. Sin embargo, lesiones coincidentes y de larga duración como las de Francho y Grau frenaron la escalada maña, condenando por entonces al equipo a una travesía en las últimas jornadas sin agobios clasificatorios, pero tampoco con pretensiones de alcanzar cotas mayores.

Ha sido en la mañana de este lunes cuando JIM ha finalizado por tanto su etapa zaragocista, en la que llegó de la mano del director deportivo, Miguel Torrecilla, con todas las papeletas en este caso para continuar trabajando en la confección de la plantilla zaragocista un año más. Todo bajo la supervisión de Raúl Sanllehí, quien ya antes de acceder como nuevo director general trabajaba en la confección de lo que debe ser un Real Zaragoza que dé un paso adelante para luchar por lo máximo.

Sanllehí, junto a Torrecilla, trabajan ya en la contratación de un nuevo entrenador que se pueda hacer cargo cuanto antes del banquillo y moldear una plantilla donde la dirección deportiva tiene trabajo a destajo, tanto en el capítulo de incorporaciones como en el de salidas, con una treintena de futbolistas con contrato en vigor para la próxima campaña.

El propio Sanllehí ha destacado el «compromiso y entrega demostrado con el club» de JIM, teniendo «sólo palabras de gratitud para él». Mientras, Torrecilla ha recordado que conoce al alicantino «desde hace mucho» y siempre ha demostrado «profesionalidad y gran nivel como entrenador». También le ha calificado como «un líder del vestuario». Condiciones que no le han valido para ser, en ningún momento, opción para ambos de cara a la 22-23.

Print Friendly, PDF & Email