El PP señala los cuatro puntos débiles del Gobierno aragonés en materia económica

Desde el PP creen que hay que bajar los impuestos, "se puede y se debe", ha asegurado Javier Campoy

La situación económica de Aragón ha sido puesta sobre la mesa y analizada este lunes por el portavoz de Economía del PP en las Cortes, Javier Campoy, quien ha destacado principalmente los «puntos débiles» del Gobierno de la Comunidad, ya que es «evidente» que «hay un problema». Y es que la economía es, junto a la sanidad, «uno de los temas que nos preocupan a todo el mundo» y que «preocupa a la gente de la calle todos los días», ha dicho Campoy. Por eso, «desde la política tenemos que apoyarles a ellos, a los autónomos, a las pymes, a los emprendedores… Y más en este momento que lo están pasando mal», ha señalado.

«Por el brutal impacto que ha tenido la inflación en los bolsillos aragoneses tenemos que ayudar a la gente, lo que no podemos es subirles los impuestos ni mirar hacia otro lado», ha manifestado el portavoz económico del PP. Porque, según ha indicado, «desde el Partido Popular no hemos dejado ni un solo día de presentar iniciativas, propuestas, proposiciones no de ley para que esta situación afecte lo menos posible a las familias y a los que tiran económicamente de Aragón».

Desde el PP creen que hay que bajar los impuestos, «se puede y se debe», ha asegurado Javier Campoy. Para ello han presentado propuestas «en positivo», pensando «únicamente» en los ciudadanos y sus problemas.

De esta manera, hoy han denunciado en su rol de oposición que «las cosas no van bien en Economía en Aragón» y que se pueden hacer «de otra manera y mejor», además de «lanzar medidas que funcionen». También ha acusado a la consejera del ramo del Gobierno aragonés, Marta Gastón de «mirar hacia otro lado».

Campoy ha hecho hincapié en los puntos débiles que están afectando «mucho» a los aragoneses. El primero de ellos es que Aragón es la Comunidad Autónoma que «peor» evolucionó en 2021 y la «segunda peor» en 2022, según datos que el portavoz popular ha adquirido de Funcas, tal y como ha informado. Además, ha señalado que «estamos creciendo por debajo de la media y muy por debajo de lo que se preveía en los presupuestos», por lo tanto, «las cuentas no van a cuadrar» y «todavía no han hecho una revisión de unos presupuestos inviables».

El segundo punto débil es el empleo, ha dicho Javier Campoy, y es que la tasa de paro se mantiene «baja» porque «cada vez hay menos población activa». «Aragón sigue con 10.000 ocupados menos que antes de la pandemia y con un grave problema encima de la mesa: la feminización del desempleo», ha subrayado el portavoz de Economía del PP.

El tercer punto débil: «Las falsas promesas de Lambán y de Gastón». Y es que «no paran de anunciar inversiones, pero de empresas, no de su Gobierno», además todas son «futuribles y condicionadas». Siguiendo en esta línea, si se suman las promesas de ambos «deberíamos tener 100.000 ocupados más y lo cierto es que tenemos 10.000 menos». Campoy ha destacado también el «gran fracaso» de no conseguir la fábrica de baterías eléctricas.

Por último, el cuarto punto débil es que «no se han cumplido ninguno de los acuerdos alcanzados que tomaban medidas en favor de los autónomos, las pymes, las familias y la economía social». Campoy ha comparado esta situación con la de otras Comunidades, en las que «han regado de ayudas a sus sectores productivos y que hoy están mejor que nosotros». Además, según el PP, «han rechazado todas las propuestas que les hemos presentado en las Cortes».

En cuanto a la reforma laboral, tanto en Aragón como en España, «solo ha servido para crear fijos discontinuos, que son los antiguos temporales». La «única creación real» es la de empleo público.

La gestión del cuatripartito en Aragón «nos está llevando a todos a una situación muy complicada». Lo que no se puede es «hacer lo que hace la consejera Gastón: nada». «Si no saben, que copien de otros países que están acertando o de otras Comunidades Autónomas del PP que sí que están tomando medidas», porque si lo hacen, «en beneficio de todos los aragoneses repercutirá», ha concluido Campoy.

Print Friendly, PDF & Email