El mejor balonmano nacional se cita en Zaragoza para una Copa Asobal con el Barça como gran favorito

Zaragoza será el epicentro del balonmano este fin de semana

Zaragoza volverá a vibrar con el balonmano este fin de semana con la llegada a la capital aragonesa de la Copa Asobal. El Pabellón Príncipe Felipe será sede, sábado y domingo, de las semifinales y la final del evento más importante de este deporte en el panorama nacional, y que contará con la participación de Barcelona, Granollers, Irún y Logroño. Además, servirá para que los amantes del balonmano en la ciudad puedan volver a vibrar años después, tras la desaparición del BM Aragón en 2016.

Las semifinales medirán a Barça y Logroño por un lado y a Irún y Granollers por otro, buscando plaza en la final del domingo. Además, los precios de los abonos oscilarán entre los 15 y 25 euros, “testimoniales” según el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, quien ha mantenido una reunión con el presidente de la Liga Asobal, Servando Revuelta, minutos antes de la comparecencia. Todavía serán más populares para los infantiles, a 5 euros.

Precisamente Azcón ha recordado que “Zaragoza es una ciudad con tradición en el mundo del balonmano”, donde se han vivido “grandes momentos y aspiramos a volver a vivirlos”. Por ello, considera que celebrar la Copa a orillas del Ebro “es una oportunidad, una vez más, de volver a enseñar la ciudad, que su nombre vuelva a traspasar fronteras” gracias a la celebración “del evento deportivo más importante que se hace en el mundo del balonmano”.

Además, a escasos metros del Príncipe Felipe, en La Granja, tendrá lugar la celebración de la Minicopa. En ella participarán ocho equipos, cuatro pertenecientes a las categorías inferiores de los participantes en la Copa Asobal, y otros cuatro de tierras aragonesas. En concreto, los zaragozanos Dominicos, Moncayo-Casablanca y Almogávar y el oscense Huesca Lasaosa.

Otro de los actos estelares, detalle para recordar el pasado del deporte en la capital aragonesa, tendrá lugar en la pista del Príncipe Felipe. Allí, la Liga Asobal entregará una insignia de oro a grandes jugadores que han sido historia del balonmano en la ciudad.

Por su parte, el presidente de la Asobal, Servando Revuelva, ha considerado como una oportunidad traer la Copa a Zaragoza y también una necesidad de “tratar de recuperarla para volver con un proyecto nuevo, que la gente no se olvide de lo que se ha conseguido en esta ciudad con este deporte y también por sus instalaciones y la capacidad que presenta el Príncipe Felipe”.

Revuelta ha tenido cariñosas palabras hacia el BM Aragón, recordando “lo que cuesta recuperar estas ciudades que han vivido estas situaciones donde se han perdido proyectos”. “Creo que se va a disfrutar, creemos en Zaragoza y esperemos que sea el inicio de algo importante y que se pueda recuperar algún proyecto o alguno que hay intentar potenciarlo”, ha concluido.

Junto a ellos ha estado el ex director general de Deporte de la DGA, Félix Brocate, o el ex jugador del BM Aragón, Amadeo Sorli. Este último ha valorado que “Zaragoza viva otra vez y sienta el balonmano como un recuerdo de lo vivido”, además de “un impulso importante para los chavales que vienen de abajo”.

Print Friendly, PDF & Email