Los estudiantes afrontan una difícil búsqueda de piso para el nuevo curso por la elevada demanda y el alto precio

Cada vez es más difícil alquilar en Aragón por los precios tan elevados.

La alta demanda de vivienda de alquiler y su elevado precio están dificultando la búsqueda de vivienda para estudiantes y profesores que residirán en Aragón durante el curso 2022/23, según ha señalado Ucaragón gracias a un estudio realizado a los consumidores.

Ante la cercanía de fin de curso, estudiantes y profesores buscan piso de alquiler para residir el próximo curso, bien porque vengan a estudiar o trabajar a Aragón, o bien porque dejan la vivienda alquilada y buscan otra que mejor se adapte a sus necesidades.

La fuerte subida de precios de la vivienda en alquiler, y la alta demanda por parte de familias de una vivienda en alquiler, de trabajadores y estudiantes, está suponiendo que casi no haya viviendas de alquiler disponibles y que el precio de las mismas sea muy elevado.

Frente a esta creciente problemática, Ucaragón lanza una serie de consejos para evitar nuevas dificultades en el proceso de alquiler de una nueva vivienda.

Algunas de las recomendaciones básicas para lugar contra el fraude que presenta la Unión de consumidores de Aragón son no pagar ninguna señal por adelantado antes de ver la vivienda; comprobar el dueño de la casa en el Registro de la Propiedad; comparar precios entre pisos similares, o evitar aquellos anuncios o páginas web que solo facilitan como dato de contacto un número de teléfono.

Sin embargo, si el cliente opta por acudir a una agenda inmobiliaria, Ucaragón advierte de la importancia de no caer en la oferta de una lista de pisos, ya que no suele estar actualizada y no garantiza que se consiga el piso deseado. Además, hace hincapié en conocer los honorarios de los profesionales que realicen la gestión, así como saber quién va a tener que ser el encargado de pagarlos.

Entrando ya en la firma del contrato, se recomienda pedir un borrador del propio documento para su estudio, así como conocer si los gastos de comunidad y de luz, agua o gas están incluidos en el precio del alquiler. Si se especifica que el arrendatario asumirá los gastos de la comunidad de propietarios, para su validez, este pacto deberá constar por escrito y determinar el importe anual de dichos gastos a la fecha del contrato.

Si el contrato de arrendamiento dispone de muebles, es necesario que en el contrato figure un inventario con los muebles, y se recomienda adjuntar en el contrato fotos del inmueble con el mobiliario que recibe. El arrendador para asegurarse la solvencia del inquilino puede, adicionalmente a la fianza, exigir aval bancario o firma de persona avalista. Dicha fianza o garantía adicional no puede ser superior a dos mensualidades de renta.

Print Friendly, PDF & Email