Archivan la causa contra la exministra González Laya por la entrada de Ghali en España

La exministra declaró en los juzgados zaragozanos el pasado 4 de octubre

La Audiencia de Zaragoza ha cerrado la causa contra la exministra de Exteriores, Arancha González Laya, por la entrada del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, a España para ser tratado por Covid en el hospital de Logroño. González Laya estaba acusada de prevaricación, encubrimiento y falsedad documental.

La entrada del líder del Frente Polisario en España se produjo en abril del año pasado y desencadenó una crisis diplomática con Marruecos que provocó la entrada de miles de inmigrantes a través de la valla de Ceuta, permitida por el país magrebí. Ghali aterrizó en la Base Aérea de Zaragoza sin pasar por el control obligatorio de pasaportes y fue trasladado en ambulancia a un hospital de Logroño.

González Laya era acusada de permitir la entrada del líder polisario en el país al que le constaba dos causas abiertas en la Audiencia Nacional, a la que tenía que acudir a declarar. Sin embargo, la sentencia del juzgado zaragozano considera que fue “un acto político que excede del ámbito de la prevaricación”.

“Esa decisión de permitir la entrada del Sr. Ghali de forma sigilosa para no afectar nuestra relación con otros países forma parte de las relaciones exteriores de nuestro Reino, y lo acertado o no de dicha decisión y las consecuencias de ella derivadas, podrá ser objeto de crítica, y lo fue, pero como mantiene el Instructor, es un acto político que excede del ámbito de la prevaricación”, continúa la sentencia.

El tribunal señala que esta operación “afectaba a varios ministerios” y que era necesaria la adecuada coordinación del Gobierno, señalando al presidente, Pedro Sánchez. “Aunque se admitiera que fue así, esto no apuntaría más que a la posibilidad de que fuera el presidente del Gobierno quien ordenara que se adoptaran las medidas oportunas en orden a la entrada y posterior tratamiento del Sr. Ghali en España, pero no a que las personas que aparecen como investigadas en esta instrucción conocieran que la Audiencia Nacional tenía interesada su localización para ser oído como investigado”, continúa.

Por ello, considera la sentencia que no hay indicios suficientes que demuestren que los dos investigados, la exministra y el jefe de Gabinete del Ministerio de Asuntos Exteriores, Camilo Villarino, conocieran que Ghali tenía causas abiertas por la justicia. “La Sra. González Laya era conocedora de la intención de que el Sr. Ghali fuera tratado en España y tomó parte activa en los preparativos que condujeron a ello, sin embargo, no existen indicios que soporten la conclusión de que conocía la existencia de un interés judicial sobre aquella persona”.

Print Friendly, PDF & Email