La DGA ofertará más de 2.500 plazas de empleo para Sanidad, Educación y Administración General

De las 2.552 plazas ofertadas, 1.219 se cubrirán por el procedimiento de concurso-oposición y 1.333 por la modalidad de concurso

Un total de 2.552 plazas son las que el Gobierno de Aragón ofertará antes de que finalice 2022 para estabilizar el empleo temporal en la Administración Autónoma. «Nuestro objetivo es reducir la temporalidad en el empleo público situando la interinidad por debajo del 8%, tal y como recomienda la Unión Europea». Así lo ha reconocido este jueves el consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, quien ha manifestado que, de las 2.552 plazas ofertadas, 1.219 se cubrirán por el procedimiento de concurso-oposición y 1.333 por la modalidad de concurso, «sin examen baremando únicamente los méritos de los aspirantes».

«Este proceso forma parte de la mayor convocatoria de empleo público de la historia de la Comunidad», ha apuntado el titular de Hacienda, tras recordar que Aragón se encuentra en estos momentos inmerso en otras convocatorias; concretamente en la oferta de empleo público de 2022, la tramitación para la Administración General y las plazas de estabilización. Así, todos los procesos de puesta en marcha de empleo público suman 8.121 plazas, que deberán convocarse antes de que finalice 2022 y estar resueltas antes de que concluya 2024.

Por otra parte, el consejero ha destacado que el acuerdo adoptado por el Ejecutivo autonómico ha sido previamente objeto de la negociación colectiva en las respectivas mesas sectoriales. «La última en aprobar la oferta fue la de Función Pública, integrada por la Administración y los sindicatos CCOO, UGT y CSIF, que otorgó su respaldo unánime». Anadón también se ha referido al sindicato STEPA, que durante semanas ha denunciado que la DGA «solo ha ofertado en Educación y Sanidad el 10% de las plazas ocupadas por trabajadores temporales» -entre otras protestas-, aclarando que «no se encuentran en la mesa». Aún así, ha sostenido que desde el Gobierno «intentan tener los criterios más amplios posibles».

Aragón se encuentra rozando el 40% de temporalidad

El máximo responsable en Hacienda de la DGA ha manifestado que la Comunidad se encuentra en estos momentos rozando el 40% de la temporalidad en el empleo público. Sin embargo, ha puntualizado que en Educación se sitúa en un 13,5% y en Sanidad se encuentra por debajo del 20%.

«El objetivo es situarnos en el 8% de temporalidad. Las situaciones que se estaban produciendo ahora ya no se podrán producir, porque no habrá soporte legal. Los interinos podrán ocupar las plazas como máximo tres años», ha avanzado Anadón.

Una situación que, como han declarado, podrá hacer que se cubran más plazas en el medio rural. «El propio sistema hará que se cubran las plazas allí con personal fijo», ha afirmado el director general de Función Pública, Esteban del Ruste. «Con un 40% de temporalidad, cuando sacamos las convocatorias de Sanidad estamos obligados ha ofrecerles todas las plazas disponibles del sistema y eligen, sobre todo, las plazas de Zaragoza. Si ofrecemos menos, solo les quedarán esas”, ha expuesto Del Ruste.

Por otra parte, Anadón ha apostillado que pocos interinos “se irán a la calle; los exámenes los están aprobando mayoritariamente ellos”.

Dos procesos de acceso al empleo público

Esta convocatoria extraordinaria, la tercera que autoriza el Gobierno de España desde 2017, se organiza en dos vertientes diferenciadas. Una parte engloba las plazas de naturaleza estructural que están dotadas presupuestariamente y han estado ocupadas de forma temporal e ininterrumpida “al menos los tres años anteriores a 2020”. Mientras que la otra se organiza a través del sistema de concurso para las plazas que hayan estado ocupadas con carácter temporal y de manera interrumpida con anterioridad al 1 de enero de 2016.

En este sentido, en la primera parte el sistema de selección adoptado será el de concurso oposición. Los ejercicios de la fase de oposición serán eliminatorios y la valoración de la fase de concurso será de un 40% de la puntuación total. Además, se tendrá en cuenta la experiencia del trabajador y otro tipo de méritos profesionales o académicos. Esta convocatoria estará conformada por un total de 1.219 plazas: 264 corresponden a la Administración General, 474 a Sanidad y 481 a Educación, siempre que sean personal docente no universitario.

Mientras que el segundo proceso trata un modelo sin examen en el que se bareman los méritos de los aspirantes con una “dilatada interinidad”. En total, se encuadran en esta modalidad 1.333 plazas: 307 corresponden a la Administración General, 705 a Sanidad y 321 a Educación.

Oferta para 2022

Esta oferta extraordinaria se suma a la oferta de empleo público de 2022, que suponen 1.977 plazas en los tres sectores y se aprobará en un mes. 658 corresponden a Educación, 992 a Sanidad y 327 a la Administración General.

«La Administración aragonesa está realizando un esfuerzo sin precedentes para tratar de reducir la temporalidad, que ha alcanzado una fuerte relevancia a causa de las políticas de personal que se desarrollaron a raíz de la crisis económica de 2008», ha explicado Anadón, tras señalar que los procesos de estabilización persiguen una «fijeza para el trabajador, mayor profesionalización de la Administración Pública y mejor prestación de los servicios públicos».

«La DGA inició la legislatura abogando por una reversión de la preponderancia de la temporalidad, por eso en 2019, además de aprobar la oferta de empleo público correspondiente a ese ejercicio, repescó las ofertas de 2018 y 2017, que estaban aprobadas, pero sin convocar», ha subrayado.

La oferta de estabilización de empleo de más de 2.500 plazas se publicará en el BOA el próximo lunes 30 de mayo.

Print Friendly, PDF & Email