El festival Zaragoza Florece une color, música y gastronomía hasta el próximo domingo

Este año el objetivo es consolidar este festival como una referencia a nivel nacional e internacional | Foto: Laura Trives

Tras una primera edición que tenía por objetivo devolver la alegría y el color a la capital aragonesa después del periodo más duro de la pandemia, el festival Zaragoza Florece regresa este año con esa misma idea, pero a dimensiones mucho más grandes. El Parque Grande José Antonio Labordeta es de nuevo desde este jueves el epicentro de esta cita, donde participa la Asociación de Floristas de Aragón, para la que ya se han colocado hasta 65.000 flores, siendo además punto de encuentro para la música, la gastronomía y la lectura.

Como novedades, el recinto utilizado dentro del parque para esta nueva edición es un 30% mayor. De esta manera, se ha permitido ampliar el número de flores, pero también la zona de picnic a dos espacios diferentes, el número de artistas participantes que pasa de 11 a 40 y el Mercado de las Flores y los foodtrucks que ahora abarcan ambos lados del paseo.

«Lo que hemos querido y lo que nos pidieron los zaragozanos era más. Se habían quedado con ganas de más y fue una sorpresa. Este año lo que hemos trabajado es para poder dar más. Más días, pero sobre todo más artistas florales», ha explicado la concejal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca. En este sentido, el número de intervenciones florales se amplía de cuatro a seis y estarán ubicadas en la escalinata del Batallador, el Quiosco de la Música, la fuente de Neptuno, el puente de los Cantautores, el Jardín Botánico y la calle Isabel Zapata Marín.

El objetivo de este año, tal y como han explicado desde el consistorio, es consolidar este festival como una referencia a nivel nacional e internacional, intentando superar incluso las cifras del pasado año cuando 175.000 se dieron cita en este encuentro. «Queremos que Zaragoza Florece traspase fronteras. Queremos que se convierta en un evento que poder enseñar a todo el país y en el que poder invitar a que otros vengan a visitarnos y disfrutar del color y las flores que significa este encuentro», ha especificado el alcalde de la ciudad, Jorge Azcón.

Por ello, dentro del parque también se abrirá el Espacio Quiosco Biblioteca, que gestionará el Patronato Municipal de Educación y Bibliotecas del Ayuntamiento de Zaragoza. Ubicado junto a la Avenida de los Bearneses, ofrecerá un amplio programa de actividades a lo largo de los cuatro días del evento, con tertulias literarias, un taller de escritura creativa, cuentos, talleres infantiles o lectura bajo los árboles, entre otros. Mientras que, por las noches, un espectáculo de luz en las fuentes del parque cerrará cada uno de los cuatro días del festival paisajístico.

Los foodtrucks y el mercado floral no cuentan con restricciones de aforo | Foto: Laura Trives

El festival se extiende a toda la ciudad

Paralelamente a #ZGZFlorece se han organizando distintas actividades que completarán el “clima floral” en la ciudad, como la “Ruta 49”, en la que las flores no sólo se huelen y se tocan, sino que también se comen y se beben. Hasta el 29 de mayo se puede disfrutar de propuestas gastro y mixología que incluyen flores en sus recetas. En formato comestible, como decoración, o imitando sus formas, las flores estarán presentes en 49 establecimientos de Zaragoza. Sus brunchs, tapas, platos, meriendas y coctelería adoptan estos nuevos ingredientes.

Además, diferentes edificios emblemáticos de la ciudad contarán con decoraciones especiales para la ocasión en sus fachadas. En especial, destaca la decoración que ya tienen también la plaza de España y la plaza de las Aguadoras, en las Fuentes, a cargo de la Asociación de Floristas de Aragón, y la celebración de El Tubo Florece, patrocinado por Zaragoza Esencial. Por parte municipal, el Servicio de Parques también ha intervenido en las calles Alfonso y Don Jaime.

Refuerzos en el transporte público

Con motivo del festival, el Tranvía de Zaragoza refuerza su servicio a partir del viernes, 27 de mayo, con el fin de facilitar los desplazamientos de los ciudadanos. Por ello, la tarde del viernes, de 20 horas a 21.30 horas se mejorarán las frecuencias habituales de los días laborables y el tranvía circulará con un intervalo de 6,5 minutos. Por su parte, tanto el sábado como el domingo se producirán refuerzos durante toda la jornada respecto a sus respectivos días habituales.

Print Friendly, PDF & Email