El águila de Bonelli, en peligro de extinción, volverá a sobrevolar la Sierra de Guara

Las aves, de unos cincuenta días de edad, han sido temporalmente introducidas en un recinto en forma de jaulón

El Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara ya da cobijo a cinco pollos de águila de Bonelli, una especie en peligro de extinción y una de las rapaces más amenazas de Aragón. Las aves han sido trasladadas gracias a un proyecto de recuperación en el que colaboran Gobierno de Aragón, la asociación conservacionista Grefa y Repsol.

El Gobierno de Aragón, a través de la Dirección General de Medio Natural, está trabajando en dicho proyecto de recuperación del águila de Bonelli en la Sierra de Guara, una iniciativa que forma parte de las medidas compensatorias derivadas de la declaración de impacto ambiental de varios proyectos de parques eólicos en Aragón y en ella colaboran, además, la organización conservacionista Grefa y Repsol.

El director general de Medio Natural, Diego Bayona, ha destacado que “medidas como esta contribuyen a cumplir con el plan de recuperación del águila perdicera y dar un paso más en el asentamiento de esta especie que se encuentra en una situación muy delicada”. Asimismo, considera que “es nuestra obligación vigilar que estas medidas compensatorias se lleven a cabo y se ejecuten de la forma más beneficiosa posible para que contribuyan a la recuperación de la biodiversidad aragonesa”.

El objetivo de la medida es liberar a estos animales en el medio natural del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara para contribuir a la recuperación de esta especie, una de las rapaces más amenazadas de Aragón que, además, está catalogado como en peligro de extinción en nuestro territorio. Además, se procederá al marcaje tanto de especímenes jóvenes como adultos, para tener un control de la presencia de la especie en el territorio.

Las aves, de unos cincuenta días de edad, han sido temporalmente introducidas en un recinto en forma de jaulón donde estarán varias semanas socializando entre ellas y aclimatándose a la zona de reintroducción hasta su liberación definitiva. En el momento de la suelta cada uno de estos ejemplares portará un emisor GPS que hará posible su seguimiento durante su vida en libertad.

Tres de los pollos de águila de Bonelli trasladados a la Sierra de Guara proceden de la población silvestre de águila de Bonelli en Andalucía. La Junta de Andalucía autoriza que algunos pollos de águila de Bonelli se extraigan de sus nidos, como contribución solidaria para la creación de nuevas poblaciones de la especie en otras zonas donde sus poblaciones son mucho más escasas o incluso han desaparecido. Las otras dos aves que han llegado a Guara han nacido en el centro de cría en cautividad de especies amenazadas que GREFA gestiona en Majadahonda (Madrid).

Proyectos previos

Esta acción tiene su precedente en el proyecto europeo Aquila a-LIFE, que coordina actualmente Grefa, y su predecesor LIFE Bonelli, dedicados a la recuperación del águila de Bonelli. Gracias a ambos proyectos se han creado o reforzado poblaciones de la especie en zonas donde estaba cerca de desaparecer, como la Comunidad de Madrid, o incluso donde ya se había extinguido, como la isla de Mallorca. La Sierra de Guara brinda ahora una oportunidad de réplica y transferencia de los resultados de los citados proyectos europeos en beneficio del águila de Bonelli.

«Tanto el diseño del recinto de aclimatación donde han sido emplazados los ejemplares que ha llegado hoy a la Sierra de Guara de águila de Bonelli como la metodología de reintroducción aplicada en esta actuación llevan siendo desarrollados y mejorados por Grefa en España y otros países europeos con el águila de Bonelli y otras especies de rapaces como el buitre negro, el milano real y el pigargo europeo», ha explicado Ernesto Álvarez, presidente de Grefa.

Print Friendly, PDF & Email