Con la rotación de personal mis compañeros de trabajo me doblan la edad. Yo tengo 25 y los demás alrededor de 50. La verdad es que no me hallo y me encuentro muy incómodo en mi puesto.

Pasamos gran parte de nuestra vida en el entorno laboral, por lo que resulta necesario que sepamos disfrutar de esas largas horas dedicadas al empleo. La felicidad en el trabajo es clave para ser más productivo.

Los cambios siempre traen un nuevo aprendizaje, sin embargo, se suelen vivir con incertidumbre y desconfianza. A veces es necesario dejar de proyectar en el futuro cómo se podría ser feliz, “cuando tenga mejor horario, mejor salario, mejores compañeros, el jefe perfecto”, porque eso crea una distancia entre nuestros deseos y la realidad de nuestra situación, generando en el empleado frustración. Hay que elegir ser feliz hoy con los recursos que ya se tienen, tratando de ver la parte positiva de la situación actual. O al menos intentarlo.

Son muchos los beneficios de trabajar con adultos mayores, que al menos debes intentar descubrir, como el hecho de que suelen ser buenos líderes al contar con habilidades de comunicación interpersonales; tienen buenas redes de contactos al contar con una larga experiencia en el sector; por lo general abogan por la eficiencia, pues la trayectoria profesional les da una comprensión superior de cómo ejecutar tareas de manera eficiente; y entre otras muchas, suelen tener más experiencia en la gestión de conflictos.

Mi consejo: vive enfocado en el presente para poder percibir la realidad con mayor claridad y objetividad, solo así podrás ser consciente de si realmente tu situación te satisface, o realmente necesitas un cambio, y entonces no dudes en ir a por ello.

Print Friendly, PDF & Email