La plaza del Pilar se convierte en un escenario más de las pinturas de Goya

Las pinturas han cobrado vida en una simulada pradera de San Isidro

Las Fiestas Goyescas están siendo un éxito de asistencia. La plaza del Pilar, epicentro de estos festejos, no para de recibir a gente, tanto vecino como turistas. Y es que las elevadas temperaturas no han evitado que miles de personas bajen a disfrutar de los actos y del ambiente todo entorno al genio aragonés.

Las pinturas han cobrado vida en una simulada pradera de San Isidro, junto a la fuente de, por supuesto, Francisco de Goya. Un actor interpretando al pintor ha ido narrando una serie de actos en los que varias decenas de actores y actrices representaban los famosos cuadros. Desde los amables y coloridos tapices hasta los brutalismos de la guerra.

Un retén de soldados franceses ha entrado en escena y a Goya claramente no le gustó. Una avanzadilla liderada por un José Palafox les daba guerra. Uno de los soldados españoles grita “¡Viva la virgen del Pilar!” y todos los asistentes le contestan con otro. “¡Viva Zaragoza!”, grita Goya. Destacó y asustó Saturno devorando a su hijo con maniquí sangrado incluido. Aun así, y a pesar del terror del disfraz, varios niños han querido hacerse fotos con él.

Y es que las fotos han sido, como viene siendo últimamente en cualquier acto vistoso, las protagonistas. Casi había que hacer fila para poder hacerse una instantánea en el photocall de cuadros de Goya en el que, debido a un marco gigante, puedes ser pintura. Eso sí, ya decidirá usted en que etapa del pintor de Fuendetodos se siente más cómodo.

Y el calor tampoco ha quitado las ganas a nadie de querer bajar al salón de los zaragozanos. Este mediodía la capital aragonesa ha sufrido cerca de 35 grados. Mucho calor. Sin embargo, los sanitarios de Cruz Roja no han tenido que atender ninguna incidencia relacionada con las altas temperaturas.

Print Friendly, PDF & Email