Un salto sobre la plaza del Pilar para el recuerdo reúne a miles de curiosos y patriotas

El salto se ha producido unos minutos más tarde de las 12.00 horas de la mañana // Foto: Laura Trives

Las elevadas temperaturas no han impedido que cerca de mil personas se amontonen en la plaza del Pilar para ver el salto de dos paracaidistas con una bandera gigante de España. Sobre las 12.00 horas de la mañana se ha producido la esperada llegada de los dos militares del Ejército del Aire: el cabo primero Rivas, que ha hecho de guía, y el cabo primero Moltó, que ha sido el portador de la bandera.

Familias, turistas, veteranos militares y hasta tropas napoleónicas han sacado el móvil y han grabado cómo caían los dos especialistas suavemente en la plaza como si de un baile se tratara. “¿Pero ¿dónde están?” se preguntaba la gente. Y es que se notaba la impaciencia en el ambiente. De repente un sonoro “Ahí” y todo el mundo se ha girado y ha visto dos diminutos puntos caer a una altura considerada. Varios segundos han pasado hasta que el paracaídas, con los colores nacionales, se han abierto y han comenzado el planeo hasta la céntrica plaza.

Y como una garza posándose, ambos paracaidistas han caído en la plaza del Pilar acompañados de un fuerte aplauso. “La verdad es que me emociona muchísimo”, ha comentado una mujer. “Me encantaría que se repitieran estos actos, como la jura de bandera de la semana pasada, que se tendría que ver más a menudo”, ha dicho otra señora. Un niño ha reseñado que el salto ha sido “muy emocionante y valiente”, otro hombre lo ha calificado de “estético”. En general, la gente ha calificado el salto como óptimo.

Tras el aterrizaje, la misma bandera que ha volado en los calurosos cielos de Zaragoza ha sido izada con el himno de España de fondo. Después un desfile militar y, probablemente, un vermú. Y es que estos días, la plaza del Pilar está muy concurrida debido a la celebración de las Fiestas Goyescas y, por ello, la mezcla de soldados napoleónicos entre la población ha resultado curiosa a muchos.

Volviendo al salto. Los cabos primeros Rivas y Moltó, con la experiencia de 5.000 saltos el primero y 7.000 el segundo, han inaugurado un espectáculo nunca visto en Zaragoza y que repetirán el fin de semana que viene en Huesca durante el desfile por el Día de las Fuerzas Armadas.

El día acompañaba para un buen salto. El jefe de la Patrulla Acrobática de Paracaidistas del ejército del Aire, José Luis Lomas, ha explicado que las condiciones meteorológicas son “muy buenas”, que la zona “es amplia” y que, por lo tanto, “no será un salto difícil”. Y por lo que se ha visto, así ha sido.

Print Friendly, PDF & Email