Sanidad confirma que los análisis de los 21 casos sospechosos de viruela del mono han dado positivo en viruela no humana

Sanidad ha asegurado que los análisis ya han confirmado los primeros siete casos de viruela del mono

El Ministerio de Sanidad ha confirmado este viernes que los análisis de los 21 casos sospechosos de viruela del mono (Monkeypox) han dado positivo en viruela no humana, aunque aún hay que determinar el tipo de esta enfermedad.

Sanidad ha asegurado que los análisis que se llevan a cabo en el Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) ya han confirmado los primeros siete casos de viruela del mono con traslación parcial del virus.

Además, otras 21 muestras han dado positivo a viruela no humana por PCR, aunque deben secuenciarse para determinar el tipo de viruela. Hay otras dos muestras sospechosas que volverán a ser analizadas.

En cuanto al número de casos, Canadá confirmó sus dos primeros positivos de viruela del mono. Del mismo modo, Australia investiga un primer caso sospechoso. En Europa, además de España, ya se contabilizan casos en Italia, Portugal y Suecia.

La viruela del mono es una enfermedad zoonótica viral poco frecuente. Los primeros casos humanos se identificaron en la República Democrática del Congo en 1970. El número de casos en países de África occidental y central aumentaron durante la última década.

Fuera del continente africano se documentaron casos de infecciones humanas por la viruela del mono en Estados Unidos, Reino Unido, Israel y Singapur. Todos estos episodios se asociaron a un caso importado o a contacto con animales importados.

El cuadro clínico inicial suele incluir fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, linfadenopatías y cansancio. Unos días después de la aparición de la fiebre se desarrolla un exantema que, a menudo, comienza en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo. Suele producir una enfermedad autolimitada y la mayoría de las personas se recuperan en varias semanas. Sin embargo, en algunos casos puede producirse una enfermedad grave.

Print Friendly, PDF & Email