Mariquitas Pérez y trenes de los 40 llevan la nostalgia a Casetas con el Mercadillo del Modelismo

El Mercadillo de Casetas es toda una referencia en su sector a nivel nacional.

Una Mariquita Pérez con su vestido rojo y sus zapatitos que salió a la venta allá por 1938 o una auténtica maqueta de un autobús parisino de los años 40. La nostalgia llenará este domingo el pabellón sociocultural de Casetas con la 46 edición del Mercadillo de Modelismo, Miniaturismo y Juguetes de Colección que, tras dos años de parón, vuelve para hacer volver a la niñez a todos los que lo visiten. Muñecas, coches, figuras de Star Wars y de esos superhéroes que hicieron soñar a los niños alguna vez, legos, aviones y, por supuesto, trenes. Y es que el mercadillo está organizado por la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías (Azaft).

Unas 60-70 personas participarán en el mercadillo en el que habrá más de un centenar de mesas llenas de piezas únicas. «Generalmente vienen grandes coleccionistas que tienen piezas de precio respetable y hacen que el mercadillo tenga un caché y que podamos decir que somos referentes a nivel nacional en este ámbito», ha reconocido Mariano Rodríguez, uno de los responsables del mercadillo.

Uno de los grandes reclamos del mercadillo son los trenes, muchos de ellos piezas clásicas y de escalas grandes. «Hay muchas personas que han heredado o tienen trenes grandes porque vivían en casas de un tamaño considerable y la verdad es que son bastante espectaculares», comenta Mariano.

El mercadillo se remonta a mitad de los años 90 cuando un grupo de aficionados al mundo del modelismo iniciaron esta andadura porque buscaban intercambiar material ferroviario a escala para ampliar sus colecciones. Ahora, 46 ediciones después, desde la organización esperan que, como otros años, acuda bastante público «porque la gente tiene muchas ganas de visitar estos mercadillos y de juntarse de nuevo».

El horario de apertura es libre y gratuito de 10.00 a 14.00 horas. El pabellón dispone de área de aparcamiento y se encuentra situado a pocos metros caminando de la estación de ferrocarril de Casetas, estación bien comunicada con Zaragoza mediante la línea C1 de Cercanías.

Print Friendly, PDF & Email