Los termómetros se derriten en un fin de semana en el que Aragón roza los 40 grados

En Zaragoza se registrarán las temperaturas más altas con 38 grados de máxima

Los termómetros esta semana ya avisaban de que un sofocante verano había llegado a Aragón en una fecha impropia, pero si uno ya había pensado que no podía hacer más calor… se equivocaba. Este fin de semana las temperaturas irán en aumento, tanto que la Agencia Estatal de Meteorología, Aemet, ha activado la alerta amarilla en las provincias de Zaragoza y Huesca. En la primera, los termómetros rozarán los 40 grados, mientras que en Huesca las máximas llegarán a los 36 y en Teruel se quedarán en los 34 grados.

A primera hora de este viernes, los cielos ligeramente encapotados y una agradable brisa hacían pensar que quizás en esta jornada no haría tanto calor. Pero la realidad es que en Zaragoza se alcanzarán los 35 grados de máxima y en Huesca y Teruel los 32. En cuanto a las mínimas, serán de 19 grados en Zaragoza y Huesca y ligeramente más frías, con doce grados, en Teruel.

El sábado el sol brillará con fuerza y se recomienda extremar las precauciones sobre todo entre las 12.00 y las 17.00 horas, la franja con temperaturas más altas. En Zaragoza, los termómetros marcarán máximas de 38 grados, en Huesca de 36 y en Teruel de 34. Las mínimas serán de 18 grados en Zaragoza, de 19 en Huesca y en Teruel algo más frescas con doce grados.

Para el domingo la situación será bastante parecida con 38 grados de máxima en Zaragoza, de 37 grados en Huesca y 34 en Teruel. Eso sí, los cielos estarán ligeramente encapotados en Huesca, donde no se descartan algunos chubascos débiles.

Se prevén además noches tropicales, aquellas en las que las temperaturas no bajarán de los 25 grados. Pero, para aquellos que no lleven bien esto del calor, la semana que viene dará una tregua y los termómetros volverán a marcar unas máximas acordes a la primavera con unos 25 grados de máxima.

Print Friendly, PDF & Email