La vivienda alcanza niveles récord en el comienzo de 2022 con su mejor trimestre desde 2008

Se han producido casi 15.500 compraventas en los últimos doce meses

El primer trimestre de 2022 dejó unas cifras de récord en el mercado inmobiliario. En total, entre enero y marzo, se vendieron en Aragón 4.136 viviendas, lo que supone el mayor resultado desde el segundo trimestre de 2008, retomando la tendencia al alza que se había perdido en la segunda mitad de 2021, principalmente en Zaragoza, con 2.098 compraventas, siendo el tercer mejor periodo desde mediados de 2007.

Así se refleja en el último informe de la Cátedra del Mercado Inmobiliario de la UZ, cuyo director, Luis Fabra, ha calificado este periodo de “espectacular”, con casi 15.500 compraventas en los últimos doce meses. No en vano, en vivienda usada es el mejor resultado desde el tercer trimestre de 2006, con 3.343 operaciones solo entre enero y marzo. “No esperaba unas ventas tan elevadas, pero sí una actividad potente del mercado. La vivienda sigue siendo un valor para las familias. No tendremos estas cifras en próximos trimestres, aunque vamos a tener un buen 2022”, ha aventurado.

Además, las características de la vivienda han retomado su “normalidad”. Con la pandemia y los confinamientos hubo un repunte de la vivienda de mayor superficie y con más espacios, donde la unifamiliar era la principal candidata, con un máximo en el cuarto trimestre de 2020, cuando alcanzó el 22,43% de todas las operaciones. “Ahora ya estamos por debajo del 19%, con un descenso lento pero progresivo”, ha explicado Fabra, que también apunta a una caída en la superficie de los inmuebles.

La vivienda nueva constituye en estos momentos un mercado sólido, sin apenas oferta, con “prácticamente todo vendido” o se compra de manera casi automática, pese a los grandes problemas que vive la construcción, con escasez de materias primas, mano de obra y retardos en suministros. Asimismo, surgen dos parámetros clave en las edificaciones: deben ser lo más sostenibles posibles y eficientes energéticamente, como ha señalado el director general del grupo Plaza 14, Fernando Montón.

Esa falta de mano de obra supone una de las grandes incertidumbres del sector, cada vez más “tecnificado” y que requiere una “constante formación”, ha remarcado el arquitecto y director de proyectos en Ingennus, José María Lahuerta. “Siempre habrá peones y oficiales de segunda para hacer trabajos, pero los productos cambian y los materiales se complican. Veo un problema de la gente joven, aunque aquí tenemos suerte con la FP Dual. Absorbería gente de todos los niveles y tendríamos un paro casi nulo. Los planos cada vez son menos planos, en 3D, y hay que leerlo y saberlo manejar”, ha explicado.

Unos buenos meses para el mercado inmobiliario que también se ha percibido en el sector bancario, que ha vivido un primer trimestre “fantástico”, según ha definido el jefe de la Unidad de Gestión de Riesgo de Crédito Promotor en Ibercaja, Jorge Aguerri. Así, la hipoteca media se ha situado en 111.000 euros, a unos 23 años, con un ratio del 25% del salario y una importante presencia de ahorro, que alcanza el 30% de la venta.

Print Friendly, PDF & Email