La DPZ destina 60 millones de euros a dos planes extraordinarios de ayudas a los ayuntamientos

Las nuevas ayudas contemplan la mejora de las carreteras de la provincia.

El pleno de la Diputación de Zaragoza ha aprobado este viernes, 20 de mayo, destinar 60 millones de euros a los ayuntamientos de la provincia a través de dos planes extraordinarios. El dinero de ambos planes ha salido del remanente de tesorería.

La mitad de esos fondos se utilizarán para financiar un plan enmarcado en la Agenda 2030 que tiene como objetivo mejorar los servicios y los equipamientos municipales, además de dinamizar la economía local con la contratación de pymes y autónomos del territorio.

El segundo de los planes, de concertación y totalmente incondicionado, se ha creado para que los consistorios puedan hacer frente al encarecimiento de las obras por la fuerte subida de los precios de las materias primas. Sin embargo, este impulso económico también contempla que la ayuda se destine a otras iniciativas que los ayuntamientos consideren prioritarias.

Otras inversiones más concretas

Además de los dos planes extraordinarios aprobados en el pleno, la DPZ también ha sacado adelante otra serie de inversiones. Entre ellas se incluyen una partida de dos millones de euros para la rehabilitación del palacio Eguarás de Tarazona; 700.000 euros para aumentar la partida destinada a la mejora de las carreteras de la provincia, y hasta 630.000 euros para apoyar a los refugiados de Ucrania. Esta última partida se divide en la firma de varios convenios con alguna de las ONG que trabajan en Zaragoza (500.000 euros) y en nuevas ayudas humanitarias de emergencia (130.000 euros).

La modificación presupuestaria también amplia la caja de cooperación con la que la DPZ concede préstamos a interés cero a los ayuntamientos en 400.000 euros; otros 400.000 euros para mejorar la cooperación internacional, y 200.000 euros para la asociaciones de la provincia que desarrollan proyectos de acción social.

Ampliado el contrato del proyecto Ecoprovincia

Este viernes la DPZ también ha aprobado en su pleno extraordinario la ampliación a 10 años de la duración del contrato de transporte y transferencia de residuos que el organismo provincial ha lanzado junto al proyecto Ecoprovincia. Este servicio público tiene como objetivo que todos los ayuntamientos de Zaragoza puedan llevar las basuras al vertedero de la capital, para poder cumplir la directiva europea que obliga a reciclar al menos el 50% de los residuos.

Esta ampliación es una medida excepcional que se justifica ya que, según los estudios realizados por la por la propia DPZ, la empresa que se haga con la gestión del servicio Ecoprovincia no recuperará la inversión realizada hasta el año 10 del contrato.

Nuevo acuerdo para revisar el precio de las obras

El pleno también ha aprobado que los contratos públicos de obra, así como los contratos de servicios y suministros, se apliquen las disposiciones contempladas por el Gobierno de Aragón para adoptar medidas excepcionales y urgentes por la subida del coste de los materiales y de los suministros. Así, la diputación provincial podrá adoptar mecanismos legales aprobados previamente para revisar los precios de sus obras y facilitar así su correcta ejecución.

Print Friendly, PDF & Email