Los Bomberos de Zaragoza intervienen en un simulacro de un avión siniestrado en la base aérea

El objetivo del ejercicio es mejorar la coordinación entre los cuerpos ante este tipo de situaciones.

Los Bomberos del Ayuntamiento han intervenido este jueves en un simulacro de avión militar siniestrado en la Base Aérea de Zaragoza con fallecidos y heridos graves, organizado por el Ministerio de Defensa del Gobierno de España, en coordinación con otras fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado. El simulacro ha emulado el accidente de una aeronave A400 del Ejército del Aire al aterrizar en la base aérea, tras finalizar una misión de transporte con 39 tripulantes a bordo. Como consecuencia del siniestro, se ha producido un importante incendio debido al combustible y hasta 15 personas fallecidas, además de numerosos heridos de diferente consideración, nueve de ellos graves.

Para atender el accidente, la Base Aérea ha activado el plan de reacción ante accidente de aeronaves militares, movilizando inmediatamente a medios y personal de la propia base. No obstante, ante la magnitud del mismo, tanto por el incendio como por el número de víctimas, la Jefatura de la Base Aérea ha solicitado también el apoyo de medios externos mediante el 112. Ante el aviso del 112, han acudido a la base aérea efectivos del Aeropuerto de Zaragoza, Bomberos de Zaragoza, Protección Civil, Guardia Civil, Policía Nacional, Policía Local y Subdelegación del Gobierno, además del 061 y la Cruz Roja. Los Bomberos de Zaragoza han movilizado 25 efectivos personales y seis vehículos que han operado desde el Puesto de Mando Principal, donde ha seguido la intervención el concejal delegado de Bomberos, Alfonso Mendoza, y el Puesto de Intervención Avanzado.

La misión de los bomberos ha sido coordinar los medios desplazados bajo las órdenes del director de la emergencia, que ha sido un capitán del ejército. Los agentes municipales han desarrollado funciones de salvamento y extinción, además de tareas de mando y control. Además, han gestionado también la estabilización de los heridos en un puesto sanitario y su traslado a los centros hospitalarios, en colaboración con el 061.

La actuación de todos los medios, personal y organismos se ha coordinado desde el Puesto de Mando de la Base Aérea, según informa el Ministerio de Defensa en una nota de prensa. Con la finalidad de causar el menos impacto posible en las operaciones diaria de la base, el simulacro ha finalizado una vez que se ha controlado el incendio y se ha evacuado a las víctimas a los centros sanitarios.

El objetivo principal de este ejercicio, en el que han participado los Bomberos de Zaragoza, ha sido “entrenar y perfeccionar los procedimientos de coordinación entre los organismos presentes y la Base Aérea de Zaragoza, familiarizar a todos ellos en este espacio y fomentar la sinergia entre los intervinientes”, indica el Ministerio. Además, sirve igualmente para impulsar ya las excelentes relaciones existentes entre el Ejército del Aire y los diferentes organismos participantes, entre ellos el Ayuntamiento de Zaragoza de la mano del Servicio Contra Incendios, de Salvamento y Protección Civil.

Print Friendly, PDF & Email