Leche, potitos o cacao: los niños más vulnerables de Aragón necesitan alimentos para este verano

El Banco de Alimentos ha lanzado una campaña de recogida en las empresas

El curso escolar está llegando a su fin y con él, el servicio de comedor. Para la mayoría es época de felicidad y vacaciones, pero para muchas familias en Aragón es una pesadilla: no tienen cómo alimentar a sus hijos. Los niños más vulnerables, que tal vez vivan en la puerta de enfrente o en el piso de al lado, necesitan comida para este verano. Por eso, el Banco de Alimentos ha lanzado una campaña de recogida en las empresas y centrada en la infancia que se prolongará durante todo el mes de junio y en la que los trabajadores pueden llevar productos, aunque los más demandados son leche, potitos, cacao, alimentos de continuidad e incluso pañales.

Las empresas alrededor de todo el territorio que quieran sumarse a la campaña para ayudar a los más pequeños podrán acumular alimentos durante todo el mes de junio para, posteriormente, llevarlos a los puntos de recogida habilitados por el Banco de Alimentos. Y es que cada pequeña aportación cuenta, «granito a granito llenamos el Banco», ha afirmado el presidente del mismo, José Ignacio Alfaro. Pero también aquellos que prefieran realizar donaciones para la compra de comida, podrán hacerlo mediante el número de cuenta corriente ES24 2085 5300 150330256244. Y es que según los datos actuales, las reservas del Banco de Alimentos se acabarán el mes que viene, tal y como ha informado su presidente.

«No nos hacemos a la idea de lo que es llegar a casa un día de esos en los que te comerías las piedras y no tener nada. Eso le ocurre a muchos de nuestros vecinos», ha hecho hincapié Alfaro, aunque ha resaltado que «lo que tiene que ser horrible es que tu hijo te diga que le des de comer y que no puedas o tengas que elegir entre pagar el alquiler, la luz o comprar comida».

Cada trabajador podrá hacer su donación en su empresa

La pobreza infantil afecta a un 21% de los niños de Aragón

La pobreza infantil afecta a un 21% de los niños aragoneses y para ayudarles se han aliado la vicepresidenta de la Cámara de Zaragoza, Berta Lorente; la presidenta de Cepyme Aragón, María Jesús Lorente; el vicepresidente de CEOE, Félix Longás, junto con el Comisionado para la Infancia del Gobierno autonómico, Florencio García Madrigal y el Banco de Alimentos de Zaragoza. Todos ellos han lanzado esta campaña con el objetivo de asegurar que cada niño pueda desayunar y comer una dieta equilibrada y sana para ellos durante los meses de verano.

«Este es el principio de una alianza entre las organizaciones empresariales para sensibilizar a las empresas y trabajar de la mano en acciones como ésta en pro de la infancia», ha explicado Berta Lorente. «Nuestra obligación es reforzar la alimentación allí donde hay más vulnerabilidad, como es el caso de la población menor de edad», ha añadido García Madrigal.

Por su parte, María Jesús Lorente ha señalado que «en responsabilidad social, pequeñas aportaciones de todos hacen mucho», mientras que Félix Longás ha explicado que en Aragón «producimos para diez millones de habitantes cuando somos 1,3, pero tenemos déficit de ciertos alimentos como el trigo duro o los lácteos».

Print Friendly, PDF & Email