Lambán reconoce un “gravísimo problema” en el mercado laboral por un “desajuste” de oferta y demanda

El Inaem cerró abril con 61.310 desempleados y es la segunda región con menor tasa de paro, según la última EPA, situada en el 10,14%

“Un gravísimo problema en el mercado laboral”. Así ha definido el presidente de Aragón, Javier Lambán, el “desajuste” entre la oferta y la demanda de empleo que existe actualmente en la Comunidad, con “bastante mayor demanda de las empresas que de oferta” en las oficinas del Inaem, pese a que el Inaem cerró abril con 61.310 desempleados y es la segunda región con menor tasa de paro, según la última EPA, situada en el 10,14%.

Durante su comparecencia de este jueves en las Cortes, Lambán ha presumido de los datos de evolución económica de la Comunidad, citando las previsiones de crecimiento de la CEOE, situada en el 5%, o un informe de la Airef que deja a Aragón como la región más cercana a alcanzar el PIB de 2020, a falta de solo 1,33 puntos, por los 3,44 del conjunto de España. Además, ha remarcado también cifras sociales, siendo la tercera comunidad con menos porcentaje de población en situación de vulnerabilidad. “Ha habido una disminución de 2,6 puntos desde 2019, mientras que en España aumenta. Hemos pasado etapa Covid reduciendo la desigualdad”, ha destacado.

Por su parte, ha compartido la visión que los empresarios aragoneses le trasladaron en la reunión del Consejo Empresarial de CEOE Aragón el pasado 3 de mayo, donde se les pidió que acometieran ese “desajuste” entre la oferta de empleo y la demanda de trabajadores en el Inaem. Para combatirlo, Lambán ha confirmado que en próximas fechas comenzarán los trabajos para convertir la sede de la patronal en el Campus de FP Digital, “con el que aspiro a que en esa materia Aragón se sitúe en niveles de excelencia”.

Asimismo, el líder del Ejecutivo autonómico, que ha enumerado los últimos proyectos empresariales anunciados en la Comunidad, ha vuelto a remarcar la necesidad de fijar un pacto de rentas entre empresarios y trabajadores para superar la disparada inflación, ya que otras soluciones, como las subidas de los tipos de interés, podría abocar al país a una etapa de recesión. “El pacto de rentas no es para castigar a las rentas, sino para repartir las cargas de manera justa entre empresarios y trabajadores, que es seguramente el único remedio eficaz para atajar la inflación”, ha añadido Lambán, quien ha abierto la puerta a implantar “restricciones en el uso de la energía”, a nivel empresarial y doméstico.

Respuesta de la oposición

Ante esta intervención, la portavoz del PP, Mar Vaquero, cree que Lambán ha dado una “clase de involución económica”, asegurando que los aragoneses “no se van a dejar engañar” con su optimismo. Y es que, según ha citado, la última EPA refleja que la Comunidad aun tiene 10.000 ocupados menos que antes de la pandemia. “Si quieren hacerse coparticipes del éxito de proyectos empresariales, debería hacerse corresponsable de todas esas personas pendientes de encontrar un trabajo o de empresas que han cerrado su persiana”, ha expuesto.

A su vez, el coordinador de Ciudadanos, Daniel Pérez Calvo, que ha agradecido a la sanidad pública en su regreso al hemiciclo, ha reconocido el potencial de la Comunidad para atraer “magníficas oportunidades” para crear empleo, pero ha puesto en valor a los “100.000 autónomos” que “pelean cada día para mantener el ritmo económico” de Aragón. “Pongámonos en la piel de pymes y autónomos que deben hacer frente a guerras, a la inflación y tarifazos energéticos, con una asfixiante presión fiscal”, ha afirmado.

Por su parte, el portavoz de Vox, Santiago Morón, considera que a los aragoneses “no les sirve” que “la situación sea un poquito que en el resto de España”, porque, a su juicio, perciben que “el Gobierno de Sánchez y el suyo están haciendo poco o nada al respecto”. “La izquierda ha rebajado 20 céntimos la gasolina, que ha quedado en agua de borraja, y topar el precio de gas, que veremos en qué queda y cómo lo pagaremos entre todos”, ha resaltado, pidiendo a Lambán que “reduzca los gastos superfluos” de su Ejecutivo, con “88 asesores, institutos de política lingüística y observatorios ideológicos” o reduciendo consejerías y direcciones generales.

Finalmente, el diputado de Izquierda Unida, Álvaro Sanz, es partidario de abordar una “reforma fiscal justa” que garantice la “redistribución de riqueza de forma constitucional y justa”. “La inflación es una de las realidades más evidentes. Ya estamos aparentemente en rebaja, pero Aragón también es récord en inflación, lo que es un problema para las rentas de los aragoneses”, ha señalado, pidiendo al Ejecutivo que “no se conforme con volver a la situación previa a la pandemia”.

Print Friendly, PDF & Email