Zaragoza acoge este fin de semana un torneo nacional de FútbolChapas

El torneo regresa tras casi tres años de parón por la pandemia.

Tras el obligado parón por la pandemia, el club de Zaragoza de FútbolChapas asume este fin de semana el reto de organizar la V edición de su abierto nacional. Se trata de un torneo muy esperado en el panorama futbolchapístico. El Open se celebrará durante los días 21 y 22 de mayo, en el salón de actos del Centro Cívico Distrito 14 La Jota, un complejo con espacio y medios suficientes para albergar un evento de estas características.

A partir de las 16:00 horas del sábado iniciará la Fase de Grupos, tras la cual los mejores clasificados jugarán las rondas eliminatorias, en la mañana del domingo, hasta la conclusión con la gran final y entrega de premios para los cuatro mejores. Además, los eliminados en la jornada del sábado, disfrutarán el domingo de un Torneo de Consolación paralelo, con entrega de trofeos también para los finalistas.

La última edición, disputada en 2019, alzó como campeón al jugador de Getafe Ismael Pardo, y como subcampeón al alcalaíno José Rodríguez, tras una final de altísimo nivel. Para esta edición se espera alrededor de una treintena de participantes procedentes de otros clubes nacionales, varios de ellos con un altísimo nivel y grandes títulos en su palmarés.

Un juego con una gran evolución

En total, 26 clubes se encuentran adheridos a la Federación Española, la cual lleva casi 20 años en funcionamiento trabajando por la expansión del fútbolchapas. Bajo ella se aglutinan más de 500 jugadores con Licencia de Competición. Este juego es practicado por personas de ambos sexos y de todas las edades.

El club FútbolChapas Zaragoza se creó en el año 2013 y actualmente lo componen una quincena de jugadores. Esta asociación tiene su sede en el Centro Cívico Delicias. Cualquier interesado en practicar el juego puede acercarse los domingos de 10 a 14 horas.

Si bien se recupera la esencia de aquel juego que los jóvenes de los 70-80 ́s jugaron en el suelo, con un garbanzo como balón y una caja como porterías, ya no es un “juego de niños”. Ha evolucionado en todos los aspectos, ahora sobre un tablero con moqueta que emula al césped, las chapas deben cumplir ciertas especificaciones, uniformadas con equipaciones diseñadas y se utiliza un balón oficial y exclusivo, lo que lo convierte en un juego-deporte en el que se precisa habilidad, táctica, técnica, estrategia, puntería y psicología.

Print Friendly, PDF & Email