Universidad y empresas, unidas en un convenio para consolidar el futuro de la sociedad

Este convenio pondrá en marcha de actividades de formación, asesoramiento, investigación y generación de sinergias entre universitarios y directivos

Convertirse en un hilo conductor que aproxime a los universitarios a las empresas es el objetivo principal del primer convenio marco entre la Universidad San Jorge y la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón. Un programa para generar sinergias entre estudiantes y directivos que han firmado este miércoles la rectora de la USJ, Berta Sáez, y el presidente de ADEA, Salvador Arenere.

A través de prácticas en empresas, mesas de debate, intercambio de ideas y actividades que favorezcan un punto de encuentro, los alumnos de la Universidad San Jorge podrán disfrutar de un contacto mucho más cercano con las empresas y compartir inquietudes sobre su futuro profesional, mitigando de esta forma la incertidumbre que se suele generar en los estudiantes al finalizar los estudios universitarios.

Berta Sáez, rectora de la USJ

Aunque la relación entre ADEA y la USJ viene de lejos, la firma de este convenio supone, en palabras de la rectora de la USJ, “un paso más en el compromiso de dos instituciones unidas por un mismo empeño”. Sáez ha explicado que el objetivo de esta unión no es otro que “proporcionar a los universitarios el marco más adecuado para que todo el talento que hay en la USJ pueda ser aprovechado por las empresas de la Comunidad aragonesa”.

Por su parte, Salvador Arenere ha recalcado “la necesidad de que el alumno, antes de finalizar sus estudios, tenga una orientación hacia la empresa”. Algo que, para el presidente de ADEA, suele generar problemas en otros centros universitarios, aunque “no en la USJ porque lo está haciendo muy bien”.

Salvador Arenere, presidente de ADEA, durante su intervención

La importancia de formar alumnos dispuestos a emprender es otra de las cuestiones fundamentales para el presidente, que ha asegurado que lo que buscan desde ADEA es “ser facilitador, ser un hilo conductor que aproxime al universitario a la empresa, para que los alumnos vean las empresas como algo ilusionante”. La rectora ha coincidido con Arenere en que “la universidad y la empresas no son estancos” y unir ambas partes “ es la mejor garantía para consolidar el futuro en esta sociedad”.

Acercar la figura del universitario a la del directivo y viceversa es, en definitiva, la finalidad principal de este convenio marco. Un acuerdo que, según el presidente de ADEA, “va a ser fructífero y sobre todo útil, tanto para los alumnos como para nuevos empresarios, directivos y para la sociedad en general”.

Print Friendly, PDF & Email