Personas con discapacidad, TEA o refugiados ucranianos convivirán en Fray Luis Urbano

Varias entidades y asociaciones han visitado el nuevo edificio para conocer las instalaciones | Foto: Javier Belver

Once personas con discapacidad o TEA, tres madres jóvenes en situación de vulnerabilidad, diez familias ucranianas y dos periodistas refugiados empezarán una nueva vida en los pisos sociales que el Ayuntamiento de Zaragoza ha construido en la calle Fray Luis Urbano, en el barrio de Las Fuentes, a través de la sociedad Zaragoza Vivienda. En total, 26 de las 80 viviendas del edificio irán destinadas a estos colectivos para apoyarles en sus procesos hacia la plena integración social, con el apoyo de entidades de reconocida trayectoria..

Por un lado, Atades, Adislaf, Fundación DFA y Fundación Tutelar Aragonesa Luis de Azúa se harán cargo de once viviendas destinadas a facilitar la inserción de personas con diversos tipos de discapacidad o TEA. YMCA, por su parte, gestionará tres viviendas para alojar a madres jóvenes con menores a cargo que salen de pisos de acogida. La Fundación Federico Ozanam, dentro del programa municipal Zaragoza Acoge, colaborará en el alojamiento temporal de familias ucranianas, con un total de diez viviendas. Además, otros dos pisos se reservarán para acoger a periodistas defensores de Derechos Humanos que han tenido que huir de sus países.

De igual forma, Atades gestionará tres viviendas individuales en las que se alojarán personas con trastorno del espectro autista (TEA) que tengan capacidad para desarrollar una vida autónoma con apoyos. La entidad realizará el seguimiento como parte de su programa integral de atención, formación e inclusión laboral para personas con TEA. Fundación DFA gestionará otras tres viviendas para personas con discapacidad física, Adislaf dos para personas con discapacidad intelectual, y tres más la Fundación Aragonesa Luis de Azúa, en este caso, para personas con nivel moderado de discapacidad intelectual, en su mayoría en situaciones de exclusión social, y cuya tutela o curatela judicial haya sido asignada a esta entidad.

El acuerdo comprende la cesión de estas viviendas en régimen de alquiler social, para facilitar la plena integración de personas que tienen dificultades para dar el paso a la emancipación habitacional. El nuevo edificio, en el que el Zaragoza Vivienda ha invertido 11,7 millones de euros, destaca por sus medidas de accesibilidad, y también por la disposición de espacios comunitarios para la realización de actividades.

Características del nuevo edificio

El edificio es accesible en zonas comunes e interior de la mayoría de las viviendas, ya que tan sólo algunas viviendas de dos dormitorios cuentan con bañera. Se trata de un edificio energéticamente eficiente y muy sostenible que cuenta con calificación energética A, aislamiento de gran capacidad y que utiliza la energía renovable en producción de calefacción y agua caliente. Todo ello reduce los consumos energéticos de los inquilinos y las emisiones de CO2 a la ciudad.

En cuanto a los alojamientos, estos cuentan con uno o dos dormitorios y una superficie que oscila entre los 44,42 hasta 61,81 metros cuadrados. Las viviendas disponen de salón – cocina equipada (vitrocerámica, campana y microondas), aparatos de iluminación, calefacción por suelo radiante y agua caliente sanitaria comunitaria. El precio del alquiler social se sitúa entre los 246,5 y los 343 euros mensuales a los que se suman 40 euros al mes de gastos de comunidad (incluye fijo de calefacción y agua caliente).

Print Friendly, PDF & Email