Ningún jugador tiene asegurada la continuidad en un Casademont donde podría seguir Sakota

El director deportivo, Toni Muedra, en su presentación con Casademont Zaragoza

Cerrada y salvada la campaña de Casademont Zaragoza, toca hacer frente al nuevo proyecto. Este miércoles ha sido el director deportivo de la entidad, Toni Muedra, el que ha dado las pinceladas de la nueva campaña, aunque supeditando todo a una reunión próxima. En ella participarán el presidente de la entidad, Reynaldo Benito, y el resto del consejo, pero ya ha anunciado que “ningún jugador tiene garantizada la continuidad”. Además, no ha descartado mantener a Sakota.

Lo primero es “cerrar la temporada haciendo este análisis para ver qué se ha hecho mal y qué bien”. Entonces será cuando tenga lugar la reunión con el presidente y el consejo de administración para abordar la cuestión económica y el enfoque. Será entonces cuando se empiece a dibujar la plantilla, empezando por el entrenador, que es “lo más inmediato”. No hay ninguna decisión tomada “ni del entrenador ni de los jugadores”, pero tienen claro que es vital “enganchar de nuevo a la gente al equipo”.

Eso sí, Muedra tiene claro que “ningún jugador de la plantilla, tenga contrato o no, tiene garantizada la continuidad”. Irán caso a caso, empezando por el entrenador, y no está descartada la continuidad de Dragan Sakota, que llegó “en un momento muy delicado”. “Había una situación donde la gente era consciente que las cosas no marchaban todo lo bien que desearían, pero no eran conscientes de lo complicada que era”, ha declarado. Por tanto “ha hecho un buen trabajo, ha mantenido una línea y ha confiado en el equipo”.

Otros nombres propios son los de San Miguel, Mekowulu, Ferrari o Kilpatrick. El capitán tiene una cláusula por la que puede seguir otro año más, y el director deportivo ha afirmado que se sentará con él para estudiar sus pretensiones. Todavía no se ha abordado y no hay decisión tomada. Por su parte, Mekowulu, Ferrari y Kilpatrick tienen voluntad de seguir, pero dependerá de las negociaciones y de la situación económica del equipo.

La situación personal de Muedra

Los dos meses que lleva en el equipo han sido “muy intensos en lo personal” para Toni Muedra. Se vio “en una situación delicada” y no quería decepcionar a nadie, por lo que está “contento”, aunque reconoce que ha sido “muy duro y complicado, con momentos de tensión”. Eso sí, hay que mirar más allá. “Hay que analizar que este no es el sitio donde el club quiere estar. Ese es el siguiente paso que queremos dar”, ha señalado el director técnico.

Ahora afrontan un mercado de fichajes que cada año “se vuelve más complicado fichar”. La NBA tiene plantillas de 18 jugadores, la G League con mejores salarios y ligas privadas que pagan “muy buen dinero”, como pasa en Asia. Por lo tanto, deberán ser “muy eficientes en el trabajo de scout durante el año”. La clave estará en “descubrir jugadores y tener habilidad para negociar”, así como “ser pacientes y estar a todas”.

Tras la citada reunión, el nuevo Casademont Zaragoza quiere echar a andar de la mejor forma posible. De hecho, aún pelearán por una plaza en la FIBA Europe Cup, porque Muedra considera vital “dar dos competiciones a los aficionados”. Habrá que esperar para ver novedades, pero hay ilusión por darle la vuelta a la presente campaña.

Print Friendly, PDF & Email