Llega el primer aviso por calor del año a la península, con 36 grados en Zaragoza

Los zaragozanos han tenido que hacer el cambio de armario en tiempo récord

Este martes llega el primer aviso por calor del año a la España peninsular porque la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé 36 grados en la ribera del Ebro en Zaragoza entre las 14.00 y las 21.00 horas.

Este aviso amarillo por riesgo ante temperaturas máximas elevadas continuará este miércoles a las mismas horas y en esa misma zona de la provincia de Zaragoza.

No en vano, la predicción de la Aemet, recogida por Servimedia, indica que las temperaturas subirán en la mayor parte de la península, salvo en el oeste de Galicia, donde bajarán. Los termómetros marcarán más de 35 grados en el valle del Guadalquivir y en el medio Ebro.

Las capitales más calurosas serán Córdoba y Zaragoza (36ºC); Granada, Lleida y Sevilla (35); Albacete (34), y Jaén y Murcia (33). En cambio, se espera un ambiente más suave en A Coruña, Las Palmas de Gran Canaria, Pontevedra y Santander (23).

Esta situación supondrá la antesala de “un aumento progresivo y prácticamente generalizado de las temperaturas en la península y Baleares” a lo largo de esta semana, que llevará los termómetros a “valores de pleno verano” con “calor tanto diurno como nocturno”, según Rubén del Campo, portavoz de la Aemet.

“A partir del miércoles 18 y probablemente hasta el domingo 22 se superarán los 34 o 35 grados en las horas centrales del día en amplias zonas del centro y sur de la península, también en el valle del Ebro y extendiéndose durante el viernes y el fin de semana a buena parte del territorio peninsular, salvo al tercio norte”, comentó.

Del Campo añadió: “También se superarán esos 34 o 35 grados en el archipiélago balear. Incluso es posible que hablemos ya de los primeros 40 grados de temperatura máxima de este año 2022 en puntos de los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir. Sobre todo, a partir del viernes podría alcanzarse esta temperatura en ciudades como Badajoz, Sevilla o Córdoba. Otras ciudades importantes, como Zaragoza, Toledo o Madrid probablemente superarán los 38 grados de temperatura máxima”.

“En estas mismas zonas, además, las temperaturas nocturnas serán muy altas. En muchos puntos no se bajará de 20 grados, es decir, hablaremos de noches tropicales. Según los últimos pronósticos, a partir del jueves y, sobre todo, del viernes hasta el domingo las temperaturas diurnas estarán entre 10 y 15 grados por encima de lo normal para la época del año en la mayor parte de la península. Las nocturnas estarán entre 5 y 10 grados por encima de lo normal”, apuntó.

Es probable que las temperaturas vuelvan a bajar a partir del próximo lunes para situarse en valores más propios para finales de mayo.

Print Friendly, PDF & Email