Aragón defiende la adaptación digital de sus mayores con “La Compañía”

Los voluntarios de "La Compañía" han estado en la presentación del proyecto. FOTO: Laura Trives

Las nuevas tecnologías y el correcto uso de internet son cada vez más necesarias en nuestras vidas. En el día de la red más importante del planeta, el Gobierno de Aragón ha presentado “La Compañía”, su nuevo proyecto con el que pretende acabar con la brecha digital y apoyar el aprendizaje tecnológico de los mayores de la comunidad.

Una iniciativa rompedora y que se convierte en una primera experiencia autonómica de gran calado para conseguir que los mayores de 65 años de Aragón estén completamente integrados en la sociedad tecnológica. La pandemia, que ha normalizado el uso de las videollamadas y aplicaciones comunicativas; y las nuevas tendencias económicas, como las compras por internet o el uso de la banca online, son algunas de las causas que han llevado a la DGA a apostar por esta nueva programación.

“La Compañía” nace con unos objetivos claros y con sus bases plenamente asentadas. Desde este mismo mes de mayo, doce mayores aragoneses acudirán mensualmente al Laboratorio de Aragón (LAAAB) para mejorar sus habilidades con los móviles o los ordenadores. Así, este programa quiere fomentar la participación ciudadana, crear un espacio seguro en el que se puedan formar las personas, apostar por los voluntarios a gracias al sistema colaborativo y compartir la educación y la información, para que la tercera edad aragonesa sepa usar la tecnología de la mejor forma posible.

Un proyecto que nace con dos niveles

“La Compañía” ofrece dos talleres diferentes, en función del nivel del usuario que se inscribe. Existe una categoría inferior, de iniciación, que tiene como objetivo “adaptar al usuario al uso de las pantallas y saber utilizar algunas aplicaciones útiles en el día a día”, según ha comentado la directora gerente de Aragonesa de Servicios Telemáticos, Mayte Ortín. Este ciclo se compone de cinco sesiones, de dos horas de duración, entre finales de mayo y mediados de junio.

El taller de mediación digital es sin duda la gran apuesta de este nuevo proyecto. En él, doce mayores participarán en 16 sesiones, divididas por temas hasta el mes de diciembre, que generarán, en palabras de Ortín, “un nuevo espacio de debate, un gran aprendizaje y formará una red de voluntarios con capacidad real para ayudar”.

La novedosa figura del mediador digital

El director general del Gobierno Abierto e Innovación Social, Raúl Oliván, ha asegurado que la figura del mediador digital “redefine el rol de las personas mayores en la sociedad”. Este papel será desarrollado siempre en grupo, ya que “La Compañía” quiere que todo el proyecto se conciba como una colaboración. “Las personas mayores tienen mucha energía para ayudar a los demás y con este nuevo proyecto vamos a desbordar todos los límites”, ha sentenciado Oliván.

La consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz, por su parte, ha defendido “el cariz social y de voluntariado” de esta nueva iniciativa que quiere “seguir rompiendo brechas sociales de una forma divertida y activa”. Una línea que ha defendido y ampliado el secretario General Técnico del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales, José Antonio Jiménez, aludiendo a que “las personas mayores siempre quieren seguir aportando a la sociedad y mostrar la energía que todavía conservan”.

A la presentación han acudido algunos de los doce primeros participantes en el proyecto de “La Compañía”. Los organizadores han dejado la puerta abierta a la posibilidad de que se incorporen algunos más antes de que comiencen los talleres, así como una cifra objetivo para el futuro, tal y como ha dicho Raúl Oliván: “Queremos tener en torno a 100 mediadores en los próximos cuatro o cinco años”.

Print Friendly, PDF & Email