Manolo Torres asume la presidencia del Huesca y se posiciona en una nueva comisión ejecutiva

Imagen de archivo de Manolo Torres en una comparecencia

La Sociedad Deportiva Huesca asume los primeros cambios en el organigrama antes incluso de haber finalizado la temporada oficialmente. El hasta ahora consejero delegado, Manolo Torres, ha cesado esta función para asumir la presidencia de la entidad, según ha anunciado este lunes. Cabe recordar que este puesto llevaba vacante cerca de tres años, justo tras el estallido de la trama Oikos. Por otra parte, se ha creado una comisión ejecutiva con Sergio Gracia, Fernando Callizo y Alberto Larraz.

Según ha señalado Torres, en el último consejo de administración, “fruto de una reflexión y ante la necesidad de acometer nuevos retos, se ha replanteado el sistema del club”. “Ceso como consejero delegado y se atribuye una comisión ejecutiva en la que además de estar presente yo, estará constituida por Sergio Gracia, Fernando Callizo y Alberto Larraz”, ha afirmado. Paralelamente asume la condición de presidente, “lo que venía ejerciendo desde la posición de consejero delegado”.

A efectos prácticos, cambia la máxima responsabilidad. “Antes caía sobre mis espaldas, ahora será compartida. Fundamentalmente es colegiar las decisiones que se van a tomar”, ha declarado. Con este trabajo conjunto, se pretende un mayor consenso y evitar errores que atribuyen al rápido crecimiento del club.

Las decisiones estarán asentadas ahora en el consejo de administración y el por qué “es sencillo de explicar”. Personas que iniciaron este proyecto “ya no están” y no tienen que pensar en ellos. Esta es “una forma colegiada y plural de tomar decisiones”. “El fútbol tiene nuevos retos, queremos hacerlo compatible con un proyecto de cantera que queremos hacer esencial. Eso son sustancialmente los cambios y es lo que os queremos presentar”, ha declarado.

En este mismo sentido, Manolo Torres ha querido agradecer al consejo la confianza que le dio hace tres años. Ahora trabajarán por que los pilares “den éxito en la parcela deportiva”. Los cambios “se hacen para mejorar” y la idea ahora es “confiar en los muy buenos profesionales del club” para consolidarse “en el fútbol profesional”.

La condición de los resultados

Los resultados sobre el terreno de juego “condiciona a todos”. El Huesca ha vivido “una temporada difícil”, pero no olvidan que el reto es “volver a Primera División” y pretenden “tener las bases para poder hacerlo”. De hecho, creen que plantear la vuelta inmediata “ha podido condicionar” al equipo y ahora ofrecen “trabajo y reflexión”. Irán “paso a paso”, con profesionales “muy buenos” en el club.

Además, Manolo Torres ha confirmado a Rubén García al frente de la dirección deportiva de la entidad. “Rubén es el director deportivo del club y desde aquí no se ha planteado ninguna otra tesitura. He tenido la oportunidad de trabajar con él y siempre ha respondido a las expectativas”, ha afirmado el ya presidente. Por tanto, se espera que confeccione una plantilla que lleve a los objetivos la próxima temporada.

El replanteamiento viene después de la salida de Lasaosa y Petón y el momento de “aceptar nuevos retos”. Una vez centrado el aspecto económico la comisión ya trabaja de cara a la nueva temporada, analizando todo “con calma y celeridad”. Eso sí, la vista está puesta en el retorno a la máxima categoría, lugar donde, por motivos precisamente económicos, debería haber retornado ya.

Print Friendly, PDF & Email