El Real Zaragoza firma la permanencia matemática e inicia la era Jorge Mas

Desde el descenso de 2013, el equipo acumulará diez temporadas consecutivas en Segunda División

Punto final a la espera. El Real Zaragoza ha sellado por fin la permanencia matemática en Segunda División sin necesidad de puntuar en su partido del próximo lunes ante el Real Oviedo. La derrota de la Real Sociedad B ante un Almería lanzado a Primera ha servido para firmar la salvación y confirmar la décima temporada consecutiva en Segunda División, lo que conlleva, de forma prácticamente automática, el inicio de la era Jorge Mas en la entidad blanquilla.

La permanencia matemática era una de las condiciones ineludibles para confirmar el traspaso accionarial y, 35 días después del anuncio oficial de la venta del 50,56% de las acciones, las que estaban en manos de César Alierta, al nuevo grupo inversor, el equipo de JIM ha logrado cerrar su presencia en la categoría de plata en la próxima temporada. Con más mérito propio o demérito de los rivales, el Real Zaragoza jugará un año más en Segunda, pero esta vez bajo la propiedad del grupo de inversores liderado por el estadounidense Jorge Mas. El otro requisito imprescindible, la aprobación del CSD, llegó el pasado 29 de abril.

Aunque la salvación virtual era prácticamente un hecho desde hace dos meses, podría decirse que desde la victoria ante el Fuenlabrada en La Romareda, el equipo llevaba dos semanas sin lograr el último punto necesario para que sea condición de virtual pasara a ser matemático. Para ello, el equipo disponía de cuatro opciones a lo largo de esta jornada, y solo ha necesitado del primer partido del fin de semana, la visita del Almería a Anoeta, para certificar una triste permanencia en Segunda.

Ahora, Jorge Mas y, en consecuencia, su nuevo director general, Raúl Sanllehí, ya disponen de un camino totalmente despejado para diseñar el nuevo Real Zaragoza que, ahora sí, deberá pelear por el regreso a la élite del fútbol español. Los primeros pasos serán la elección de un director deportivo y un entrenador, ya sean Miguel Torrecilla y JIM, ya que ambos acaban su contrato el próximo 30 de junio, o nuevas caras para el organigrama técnico del club.

Desde el descenso de 2013, el equipo acumulará diez temporadas consecutivas en Segunda División, logrando la clasificación para el playoff solo en tres temporadas, mientras que en otras tres se consiguió la permanencia de forma agónica, gracias a César Láinez, Víctor Fernández y JIM; en dos se firmó una salvación más tranquila, la primera con Paco Herrera y Víctor Muñoz y esta última con JIM; y la restante acabó con el desastre de Palamós. ¿A la décima llegará la vencida?

Print Friendly, PDF & Email