Dragan Sakota: «Hemos elegido el camino difícil, pero hay que ir a por ello»

El entrenador quiere dejar al equipo en Liga Endesa

Afronta Casademont Zaragoza un partido a todo o nada que va a condicionar su futuro más inmediato. Con una victoria, la permanencia en Liga Endesa está prácticamente hecha, y con una derrota, el descenso casi consumado. El equipo rojillo está “en un momento difícil” tras desaprovechar dos oportunidades clave para dejar los deberes hechos y han fallado. “Hemos elegido el camino más difícil para salvarnos, pero hay que ir a por ello”, ha afirmado el entrenador, Dragan Sakota.

El primer día tras el partido “fue muy duro porque los jugadores además estaban muy cansados del gran esfuerzo que hicieron”. Es “lógico” estar afectados tras una derrota así y se necesita “tiempo para hablar con los jugadores” y para apoyarse “unos a otros”. Así es como mejor se puede llegar a un partido vital. “El objetivo es tener la mente despejada de cara a este reto. Me hubiera gustado tener más tiempo de preparar este partido, pero estamos en el camino”, ha señalado el entrenador.

El duelo pinta complicado, ante un Murcia que se juega su presencia en el playoff y que presentará un estadio a rebosar para la cita. La presión es máxima, pero “esta es la situación y hay que afrontarla”. Murcia “es un buen equipo, ha hecho una gran temporada y necesita la victoria”. Sin embargo, tiene cierta tranquilidad porque ha visto a la mayoría de sus jugadores “afrontar partidos como éste”. “Estoy convencido de que por última vez nuestros jugadores van a querer la victoria más que el rival”, ha asegurado.

Para ello, en principio, contará con Jordan Bone, aunque Sakota no ha querido dar muchos detalles para no ofrecer pistas. Espera un equipo que juega “una defensa muy agresiva” e intenta “forzar pérdidas y errores para correr después”. Son muy agresivos en el rebote y tienen una fisionomía que no van a cambiar. Para lograr un resultado positivo, tendrán que generar situaciones desfavorables para el rival e intentar que no tengan confianza.

A lo largo de la semana, han preparado el partido “entrenando y dando algunas claves del rival a los jugadores”. Los jugadores con más peso han tomado el mando, como así ha sido siempre en el baloncesto. Deberán imprimir “personalidad y carácter”, y es importante entender “que va a ser una situación muy difícil y habrá que pelear”.

Sakota vino a Zaragoza “con muchas emociones” para entrenar a un conjunto que conocía “desde hace años” y al que se enfrentó. Su maestro, Ranko Zeravica, lo entrenó y vivió aquí algunos años, y por todo ello sintió “la conexión y la necesidad de venir a ayudar”. “Sabía que el trabajo era muy duro desde el principio y que había muchos cambios. Intento sentir lo que sienta la gente estos días. Lo que siente el presidente, el staff, mis ayudantes… Pase lo que pase Zaragoza estará siempre en mi corazón”, ha sentenciado el entrenador.

Print Friendly, PDF & Email