Del paraíso cubano al encanto de Pau con Aragón como anfitrión: Aratur viaja al Palacio de Congresos

46 son los destinos turísticos nacionales, internacionales y autonómicos por los que se puede viajar en Aratur. Foto: Laura Trives

De las paradisíacas playas de Varadero al encanto de Pau pasando por el patrimonio cultural de Castilla y León, las deliciosas anchoas de Santoña, el sol de la Comunidad Valenciana o el turismo «acuático» de Cataluña. 46 son los destinos turísticos nacionales, internacionales y autonómicos por los que se puede viajar en Aratur, el Salón Aragonés de Turismo que llena de experiencias y destinos inolvidables el Palacio de Congresos de Zaragoza este fin de semana en la XVI edición de la feria. Una feria en la que las piedras, las tejas y la naturaleza de los pueblecitos de Aragón protagonizan el stand de la anfitriona, en el que se pueden recorrer las tres provincias a través de ese «turismo de naturaleza» que es tesoro más valioso de la Comunidad, según la directora general de Turismo, Gloria Pérez.

De sobras conocidas por los más afortunados son las playas paradisíacas de Varadero, La Habana y el paraíso cubano, pero en el stand decían este viernes que una de las mejores cosas que tenía el país era «su gente». «Los cubanos somos gente muy alegre, muy amigable y en eso igual nos parecemos un poco a los aragoneses. Siempre acogemos muy bien a todos los que nos visitan», decían desde el stand. Preguntar al puesto de Salou por qué un aragonés debería viajar a la Costa Dorada es algo estúpido y es que, ya se sabe, es «la playa aragonesa». Aún así, desde el stand animaban a todos los aragoneses a sumergirse en esa parte más natural y rural no tan conocida y, también, a disfrutar de municipios como Cambrils o Vila-Seca a través del estómago.

En Valencia hay sol, hay playa, hay monumentos y hay tradiciones culturales como esas impresionantes Fallas que cada año reúnen más y más turistas. Pero desde el stand querían ir más allá y proponen actividades tan peculiares como la recogida de naranjas o una visita a su «Mercat» Central donde comprar los ingredientes para hacer esas paellas que, ya se sabe, saben mejor si se comen en la Malvarrosa.

De Huesca, a las Cinco Villas, Tarazona o el mudéjar de Teruel. Aragón presume de tener lugares de interés por todos los rincones. Foto: Laura Trives

Los amantes de las anchoas saben que las de Santoña son un pecado capital, igual que lo es su bonito o sus berberechos. «Llevamos toda una vida haciendo las anchoas y la gente sabe diferenciar lo que es bueno», aseguraban desde el stand. A su lado, Valls ofrecía una degustación de vermú artesanal, al tiempo que explicaba la alucinante tradición de los «castellers». Castilla y León puede presumir de tener en su territorio monumentos que son Patrimonio de la Humanidad por la Unesco como la catedral de Burgos, el acueducto de Segovia o el impresionante yacimiento arqueológico de Atapuerca. Ellos apuestan por vivir la cultura y sentir la Comunidad con su «cochinillo, los vinos y los quesos», además de sumergirse en ciudades con cientos de años de historia.

Y de Huesca, a las Cinco Villas, Tarazona o el mudéjar de Teruel. Aragón presume de tener lugares de interés por todos los rincones. Un turismo que ensalzar y poner en valor «en una feria en la que se atrae cada año a más gente y que es una ventana aquí en Aragón para diferentes puntos de España e internacionales», ha asegurado la directora general de Turismo del Gobierno de Aragón, Gloria Pérez.

Más de 80 actividades

Además de información, y algún que otro regalo, de los diferentes destinos turísticos, el visitante también podrá disfrutar de multitud de actividades que irán desde diferentes showcookings, hasta planetarios y un divertido juego en el que, si se afina la puntería, se podrá conseguir una escapada rural.

En los showcooking se tendrá la oportunidad de conocer a los campeones de la última edición del concurso de tapas, con la presencia de los establecimientos Nola Gras, premiado con la mejor tapa del Concurso de Tapas año 2021, con su cocinero, Alex Viñal, el Bar El Escondite, con su cocinero Luis Vicente, Bar Atípico, con su cocinero Fredy Montoya y la Taberna By Macera, con su cocinero Pedro Manuel Quilez.

El visitante también podrá disfrutar de multitud de actividades. Foto: Laura Trives

Música, magia, experimentos y catas serán otras de las alternativas que los visitantes que se acerquen hasta Aratur tendrán la oportunidad de disfrutar como “El dado de la Magia”, un truco de magia ideal para demostrar que es posible ser un mentalista, el Planetario móvil del Observatorio Astronómico de Montalbán, donde se podrá estar más cerca de las estrellas, planetas y universo, y catas de aceite y de vermú artesanal de la D.O. de las Cuencas Mineras, y de Valls, respectivamente.

Destinos nacionales, internacionales y también los tesoros mejor guardados del turismo aragonés. Aratur es, pues, ese lugar al que viajar maleta y mapa en mano.

Print Friendly, PDF & Email