Cuando la oscuridad ennegreció el arte de Goya: la Quinta del Sordo salta al cómic con «Saturnalia»

Corría 1819 cuando Goya adquirió la casa de la Quinta del Sordo, una casa que, a sus 73 años, le sirvió como refugio y cuna de una de sus creaciones más impresionantes, misteriosas y oscuras: las Pinturas negras. Allí, influenciado por una vida dedicada a la pintura y al arte se forjó su figura más intelectual, aquella que pasó a la historia por su faceta más pensadora. Fue una época oscura, tanto como lo fue su creación artística. Una faceta que ahora salta al cómic, o a la «novela gráfica que suena más intelectual», de la mano de Manuel Romero y Manuel Gutiérrez con «Saturnalia». Un nombre inspirado en ese «Saturno devorando a su hijo» que hizo enmudecer y obsesionar a Manuel Gutiérrez desde su más tierna infancia y a los saturnales, aquellos días en los que los esclavos eran liberados de sus obligaciones y eran recompensados con raciones extra de vino y viandas.

Dos artistas que, sin ser de Aragón, sienten una especial conexión con la tierra y con Goya porque «todo aquel que ama el arte debería sentir algo por Goya y por el legado universal que dejó con su pintura», dice Gutiérrez. «Saturnalia» es un cómic en el que esa etapa de la vida de Goya se representa a través de ilustraciones y dibujos siguiendo la paleta con la que el de Fuendetodos pintó las Pinturas negras: negro, grises, colores tierras. Un reflejo de la sociedad de la época, del horror y de todo eso que Goya sentía y que plasmó en las paredes de la casa de la Quinta del Sordo.

Manuel Gutiérrez quería un guion que estuviera relacionado con la música y por ello su estructura es similar a la de un pentagrama con doce viñetas pequeñas que permiten jugar haciendo ritmos y rimas visuales. «El cómic habla de la libertad de expresión en esa época de Goya y eso es lo que quería conseguir con la música, quería algo que permitiese experimentar con los ritmos y con una narrativa visual concreta», ha relatado Gutiérrez.

A lo largo de 135 páginas, los dos artistas cuentan la historia de Goya al mismo tiempo que intentan plasmar la esencia de su arte en un soporte tan diferente como es el cómic. «Goya es un icono popular que tiene una gran importancia en la historia del arte. Tratamos de hacer un trabajo muy intelectual, algo que se asemejase a esa faceta suya de reflexión y pensamiento que complementa su figura como pintor de reconocido prestigio», ha reconocido el ilustrador Manuel Romero.

«Saturnalia» aborda la historia de una pintura que revolucionó el mundo y sirvió de inspiración para muchas otras. La tarde de este viernes se presenta en un lugar «que es un lujazo» como es el Museo Goya. «Estar en la tierra de Goya y en su casa nos hace sentir el cariño de los aragoneses y una sensación muy especial», comenta Romero. Además, este sábado estarán firmando y presentando su novela gráfica en la tienda Mil Cómics. Saturnalia es, pues, el entendimiento de un arte y un viaje que demuestra cómo la oscuridad hace brillar, todavía más, la pintura del de Fuendetodos.

Print Friendly, PDF & Email