Oxaquim creará 380 empleos en Andorra para producir un ácido clave para baterías del coche eléctrico

La ampliación de la planta de Oxaquim en Alcañiz supondrá una inversión de más de 7,1 millones de euros y la creación de diez puestos de trabajo directos

Oxaquim va a reforzar su apuesta decidida desde hace 31 años por Aragón. Esta compañía va a ampliar su planta de Alcañiz con diez empleos más, que se sumarán a los 40 existentes, y construirá una nueva fábrica en Andorra, en donde invertirá 370 millones de euros y creará 380 puestos de trabajo para producir ácido oxálico, un material clave para la fabricación de baterías del vehículo eléctrico.

En concreto, la empresa comenzará a levantar la planta de Andorra en 2023, y multiplicará por diez la capacidad ya existente en Alcañiz, que será ampliada y modernizada con una inversión adicional de siete millones de euros. En esta fábrica se producirán materiales para el mercado de tierras raras, que se utiliza principalmente para chips e imanes de molinos y motores eléctricos, mientras que Andorra se destinará al sector de la automoción eléctrica.

El proyecto para construir una nueva planta en Andorra comenzará con una primera fase que conllevará una inversión de 37 millones de euros y la creación de 38 puestos de trabajo en 2023, convirtiendo al Bajo Aragón en un referente en la producción de ácido oxálico, un producto demandado por un sector tan estratégico como es el de la industria del motor y, más concretamente, los vehículos eléctricos y el desarrollo de las nuevas tecnologías en las baterías que necesitan.

Posteriormente, el proyecto tendrá continuidad hasta 2028, invirtiendo en dos módulos por año hasta llegar a diez. La facturación que se prevé en cada uno de ellos es de 45 millones al año y cada una generará 38 puestos de trabajo directos. Así, en 2028, Oxaquim habrá creado en el Bajo Aragón 380 nuevos puestos de trabajo directos con una inversión de más de 370 millones de euros, estimando que cada puesto de trabajo directo se pueda multiplicar por 2,5 indirectos.

Una apuesta para la que ha sido clave el “capital humano” que ya cuenta en la Comunidad, ante el que se ha desecho en elogios el presidente de Oxaquim, Jaime Miquel Voltas, durante la presentación del proyecto en el edificio Pignatelli de Zaragoza, incluso rechazando el término “trabajadores” por “colaboradores empleados”. “El mundo cambiaría si en vez de trabajadores todas las empresas tuvieran colaboradores empleados. La implicación de los empleados en el qué hacer y el día a día de la compañía no la he encontrado en mi experiencia como empresario. Los aragoneses sois gente diferente. Tenéis un personal increíble”, ha remarcado.

En este sentido, desde la compañía no dudan de que no habrá problemas para encontrar el personal necesario para una producción “muy automatizada” que también requiere de formación “imprescindible”. “Desde Tarragona o desde cualquier parte del mundo podremos arrancar, parar la fábrica, cambiar parámetros. Es una empresa muy automatizada y al mismo nivel de automatización y de prevención riesgos que cualquier multinacional de primer nivel”, ha afirmado Miquel Voltas.

La empresa comenzará a levantar la planta de Andorra en 2023, y multiplicará por diez la capacidad ya existente en Alcañiz

Exportaciones a toda la Unión Europa e imán de atracción a otras empresas

Oxaquim, que el pasado año cumplió tres décadas en Aragón, exportará el 90% de su producción por toda la Unión Europea, Estados Unidos y Japón, erigidos como el único fabricante de este material en todo el continente. “No hay otra fábrica en Europa. Solamente hay dos países que pueden competir con nosotros por sus bajos salarios, China e India, pero no tienen la calidad de nuestro producto”, ha afirmado el presidente de la empresa.

Asimismo, tanto la compañía como el Ejecutivo autonómico confían en que este proyecto sirva como un imán de atracción para otras posibles empresas relacionadas con la producción de baterías para el vehículo eléctrico. “Hay empresas europeas que pueden ver más rentable instalarse aquí. Una empresa americana nos ha contactado a nosotros porque está ansiosa de que crezcamos en el mercado de tierras raras y otra canadiense del mercado de las baterías. Debe ser un imán para otras empresas”, ha señalado Jaime Miquel Voltas.

Apoyo administrativo del Gobierno de Aragón

La presentación del proyecto ha tenido lugar tras la firma de un protocolo de actuaciones entre Oxaquim y el Gobierno aragonés, que ofrecerá apoyo administrativo a la empresa para poder optar a diversas ayudas y programas europeos. “Ya conocen la mecánica del Miner y ayudas a la formación y a la contratación de trabajadores. Han presentado el expediente de Interés Autonómico para reducir los plazos a la mitad. Los equipos del IAF estarán trabajando con la empresa para ir avanzando en las obras”, ha enumerado el vicepresidente y consejero de Industria, Arturo Aliaga.

Igualmente, el presidente de Aragón, Javier Lambán, ha celebrado la implantación de esta empresa en Andorra, así como las palabras que Jaime Miquel ha tenido para su personal en Alcañiz. “Si es verdad que la calidad de la gente de Aragón, para que les vaya bien, es necesario que viva aquí la gente y que se interesen por la Comunidad personas y empresas con vuestro compromiso”, ha agradecido el líder del Ejecutivo.

Print Friendly, PDF & Email