Ejea, La Almunia y Tarazona, en contra del traslado a Zaragoza de sus juzgados de violencia machista

El Gobierno de Aragón, que ya mostró su rechazo a este principio, se ha reunido con los alcaldes de estos tres municipios para formar un frente común contra esta medida

Los juzgados de violencia de género de La Almunia de Doña Godina, Ejea de los Caballeros y Tarazona podrían, según un principio de acuerdo del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), disolverse y prestar sus servicios en la capital aragonesa. El Gobierno de Aragón, que ya mostró su rechazo a este principio, se ha reunido con los alcaldes de estos tres municipios para formar un frente común contra esta medida. La consejera de Presidencia, Mayte Pérez, tacha esta opción como contraria a todas las políticas de repoblación del territorio y como una forma de “revictimización” de la mujer obligándola a trasladarse a un entorno ajeno, y en ocasiones lejano, para denunciar violencia machista.

La reunión que ha tenido lugar este martes en el Edificio Pignatelli de Zaragoza ha contado con la presencia de la alcaldesa de Ejea, Teresa Ladrero; el alcalde de Tarazona, Luis José Arrechea; la alcaldesa de La Almunia, Marta Gracia, y con la consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez. Esta última ha resaltado que esta propuesta del CGPJ es “incoherente” con la política del Gobierno central y con la del autonómico en materia de lucha contra la despoblación.

También ha señalado que este principio de acuerdo va en contra de “buscar recursos para facilitar que las mujeres tengan recursos en los que puedan denunciar”. Lo que supondría una “revictimización” y una medida que podría incluso “disuadir a denunciar”. Según ha explicado la consejera, La Almunia tuvo en el último año 98 investigaciones por delitos de violencia machista, Tarazona 68 y Ejea 61.

Teresa Ladrero ha resaltado que, en su partido judicial, si la medida prosperase, una víctima de violencia de género tardaría una media de dos horas en llegar a Zaragoza a denunciar su situación. Algo que supondría para Ladrero que “muchas denuncias no prosperasen”.

La misma línea ha seguido Luis José Arrechea que teme que esto sean “unos primeros pasos para eliminar los juzgados”. Arrechea demanda que hay que poner “coto o freno” para que esto no llegue a más. La alcaldesa de La Almunia, Marta Gracia, ha calificado la medida de “sinsentido” y ha mostrado su preocupación a que las víctimas encuentren fuera de su juzgado un entorno “ajeno y fuera de su contexto” en el que se sientan cómodas para denunciar.

Print Friendly, PDF & Email