Azcón propondrá conceder la Medalla de Oro de la ciudad a Violeta título póstumo

Azcón saluda al hijo de José Luis Violeta a la entrada de la capilla ardiente

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha anunciado que propondrá a la Junta de Portavoces del Ayuntamiento conceder la Medalla de Oro de la ciudad a título póstumo al recién fallecido José Luis Violeta. Así lo ha confirmado minutos antes de entrar a presentar sus respetos a la capilla ardiente situada en el Estadio Municipal de La Romareda y por la que han pasado cientos de aficionados, ex compañeros del futbolista y también representantes políticos.

“Quería, no sólo expresar el pésame de la ciudad al Real Zaragoza, a todo el zaragocismo y por supuesto a la familia y al club, sino también hacer el reconocimiento que la ciudad le debe a Violeta”, ha explicado. En este sentido, ha recordado que “el Real Zaragoza forma parte de la imagen de la ciudad y por eso es tan importante que tenga el lugar destacado que le corresponde”, añadiendo que “nombres como el de Violeta, tan importantes, merecen el reconocimiento no sólo del zaragocismo sino de la ciudad”.

En este sentido, Azcón ha admitido que “es un día triste para la ciudad”, explicando que “Violeta fue un gran jugador, pero eso es una parte sencilla de lo que le convierte en leyenda, ser una magnífica persona”. No ha dudado en manifestar que “no hay mucha gente en la ciudad que represente lo que representó Violeta”, incidiendo en que “los títulos de la ciudad hablan de lealtad, heroicidad y nobleza, atributos y valores que Violeta tenía”.

Por su parte, el presidente de Aragón, Javier Lambán, ha comenzado su discurso valorando que “Violeta es junto a Lapetra el futbolista más importante que ha dado Aragón y uno de los más importantes de España”, al que vio jugar muchas veces, especialmente en la temporada 74-75 en la que los blanquillos terminaron segundos en la tabla clasificatoria.

El presidente de Aragón muestra sus respetos al féretro de Violeta

El máximo mandatario de la DGA lo ha calificado como “un futbolista ejemplar”, recordando además su lealtad al club. “La temporada en la que bajó el Zaragoza a Segunda tuvo la oportunidad de salir, de fichar por el Real Madrid, y él demostró un compromiso inalterable con Zaragoza, Aragón y el Real Zaragoza quedándose aquí”.

Por ello, considera que “debe ser recordado siempre como un grandísimo aragonés y como un hombre comprometido como nadie con el Real Zaragoza”, concluyendo que “esa manera de entender la vida debería divulgarse y darse a conocer, porque casos como el suyo, por desgracia, no son demasiado frecuentes”.

Print Friendly, PDF & Email