La OCU denuncia la falta de transparencia en las tarifas de electricidad indexadas

La falta de transparencia se produce tanto a la hora de informar sobre el coste real de la energía como sobre el margen de comercialización que aplican

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha denunciado este jueves la opacidad de la mayor parte de las compañías con las tarifas indexadas en el mercado libre, según un estudio de 20 tarifas realizado por la propia organización.

Según el informe, la falta de transparencia se produce tanto a la hora de informar sobre el coste real de la energía, como sobre el margen de comercialización que aplican para cubrir gastos y obtener un beneficio.

La OCU señala que las tarifas indexadas, aquellas en las que el precio de la energía depende de la evolución diaria en el mercado mayorista, se han generalizado en gran parte de las comercializadoras en el contexto de la crisis energética.

No obstante, denuncian que, de las 20 compañías estudiadas, solo cuatro detallan en la web la fórmula exacta empleada para definir su coste de la energía, en otras cinco podría llegar a conseguirse buscando entre la letra pequeña de las Condiciones Generales de contratación y en 11 es “sencillamente imposible saber a qué están llamando energía a precio de coste”.

Además, indican que tampoco es “habitual” que ofrezcan información comparable sobre el precio histórico real que han aplicado en el pasado con esta tarifa.

Respecto al margen de comercialización, OCU advierte que una de cada dos tarifas oculta un cargo en la potencia contratada, que viene a sumarse al que ya se cobra a través de un importe mensual o al recargo en el precio del kilovatio hora. Como consecuencia, existen grandes diferencias según la compañía por este concepto.

Según las estimaciones de la organización, el coste oscilaría entre los 18 euros al año que se cobra a los usuarios con tarifa regulada PVPC y los 138 euros de alguna tarifa libre para un hogar con 4,6 kilovatios contratados y 3.500 kilovatios hora de consumo anual.

Además, la OCU apunta que son pocas las tarifas indexadas que detallan si aplican precios indexados al mercado mayorista hora a hora, tal y como se hace con los usuarios de la tarifa regulada PVPC, o bien optan por aplicar un precio medio mensual en cada tramo horario, impidiendo esa optimización de la factura dentro de cada tramo. “Esta falta de información no ayuda precisamente a saber si los hábitos de consumo en el hogar penalizan o no la factura”, denuncian.

Por ello, la organización solicita la intervención de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y piden que las webs de las compañías faciliten el libro de tarifas completo, incluyendo no solo las tarifas vigentes, también las que ya no son contratables para así facilitar la supervisión de precios por parte del propio usuario y las autoridades competentes.

Print Friendly, PDF & Email