San Miguel niega la «falta de agresividad» que criticó Sakota ante Bilbao Basket

San Miguel disputa un esférico en el partido ante el Barcelona. Foto: Basket Zaragoza

Tras la dura derrota en casa del Casademont Zaragoza ante Bilbao Basket, el entrenador, Dragan Sakota, tuvo claro que vio diferencia de intensidad entre ambos conjuntos. Eso no le gustó, y sus declaraciones fueron contundentes: “No es aceptable que el equipo rival venga a nuestra casa y juegue más agresivo que nosotros”, afirmó. Ahora equipo ha vuelto a los entrenamientos y el capitán, Rodrigo San Miguel, ha pasado por sala de prensa. Ahí se ha mostrado contrario a esa percepción, afirmando que no tuvo “esa sensación”.

“No tengo la sensación de que jugaran mucho más duro que nosotros. Lo intentamos, estuvimos ahí, pero el partido se decidió en la última jugada. No creo que quisieran ganar más el partido que nosotros. Intentamos todo lo que pudimos”, ha afirmado en su comparecencia el capitán. Lo cierto es que el cuadro rojillo debe mostrar su mejor versión para lograr un triunfo más que les lleve a la zona tranquila. Aun así, deben seguir peleando.

Personalmente se encuentra en una situación “un poco extraña” por el papel que desempeña sobre la cancha. Hay mucha rotación y actualmente ocupa el puesto de base, y lo hace empezando los partidos en las segundas partes, algo que se le hace “raro”. Entiende que Sakota busca que de primeras “haya buen nivel defensivo”. Aun así no han tenido una conversación sobre ello, pero San Miguel tiene claro que “todo el mundo tiene que empujar y dar un paso adelante para sacar victorias”.

Además, el grupo está “tocado” porque “se escapó una oportunidad muy importante”. No hubiese servido para certificar la salvación de forma matemática, pero sí para dar un salto y “se escapó”. Cuando se decide un partido en la última jugada “es como lanzar una moneda al aire”, y al final se escapó. Sin embargo, dependen de sí mismos, se encuentra en mejor posición que Andorra y Burgos y los jugadores están “confiados de que el equipo se va a salvar”.

Un rival complicado

Baskonia, próximo rival de los zaragozanos, es un equipo sólido que se encuentra en una buena dinámica. Actualmente ocupa la séptima plaza y ya no compiten en Euroliga. Además, el encuentro está fijado en su cancha, por lo que “no será partido sencillo”. Eso sí, en el Príncipe Felipe se le ganó “jugando muy bien”, y ahora esperan repetir “sabiendo la dificultad y que cada partido hay que ir a muerte”.

La competición no para y el martes tienen previsto otro duelo vital ante el penúltimo clasificado, el Andorra. “Somos conscientes de que podría ser muy importante, pero si sacamos este y se dan otros resultados, podría no serlo”, ha recordado San Miguel. Hay seis equipos en la pelea por salvar la categoría y varios están peor, por lo que el Casademont Zaragoza depende de sí mismo.

Este año está siendo difícil, con muchas dificultades “desde hace meses” desde que quedaron fuera de Europa. Zaragoza “es exigente” y siempre se exige “estar más arriba de lo que está el equipo”. Se han visto momentos en que parecía que el equipo se rompí y finalmente no lo han hecho. Aquí ha entrado en juego el trabajo de los veteranos y del capitán, que encabezan un grupo que quiere lograr la permanencia en Liga Endesa.

Print Friendly, PDF & Email