El PP se atiene al Plan Fiscal Feijóo: rediseñar los fondos europeos para rebajar impuestos

Los diputados nacionales Pedro Navarro y Eloy Suárez han comparecido este martes en la sede del PP de Aragón

Ante la situación de crisis que está viviendo España tras las consecuencias de la pandemia y la guerra de Ucrania, el principal partido de la oposición siempre ha apostado por una rebaja de impuestos para aliviar el bolsillo de las familias y la economía de las empresas. Su nuevo presidente, Alberto Núñez Feijóo, aboga por reducir el IRPF a las rentas inferiores a 35.000 euros, una propuesta que ha sido rechazada por el Gobierno central. En este sentido, el PP en Zaragoza, a través de sus diputados nacionales Eloy Suárez y Pedro Navarro, secundan el plan del presidente popular planteando un rediseño de los fondos europeos para poder proceder a esa bajada de impuestos selectiva e inmediata.

Además, solicitan una racionalización del gasto burocrático de Moncloa y reformas estructurales a medio plazo para incentivar la actividad económica. Y es que, según han expresado, actualmente existe un margen de entre 7.500 y 10.000 millones de euros de sobre recaudación, «que podría verse ampliado si continúa el aumento de la inflación».

Así pues, para acometer sus pretensiones, el PP pide deflactar la tarifa del IRPF para tratar de evitar el impacto que suponen para los perceptores de rentas los aumentos salariales derivados del incremento del IPC. En esta línea, quieren bajar dicho impuesto a las rentas bajas y medias que se sitúan entre los 14.000 y los 22.000 euros. Asimismo, señalan que también podría establecerse una nueva figura en el mínimo personal y familiar específico y temporal.

Para que esto tenga impacto automático inmediato y con efecto retroactivo desde el 1 de enero en la economía familiar, resulta necesario ajustar y adaptar las retenciones en el IRPF con el objetivo de trasladar dichas medidas a la nómina. Apuestan también los populares por un impuesto negativo articulado como pago anticipado para personas especialmente desprotegidas por el aumento del IPC para las rentas del trabajo y de actividades económicas más bajas sobre las que no existe obligación de retener.

Por último, en lo concerniente al propio IRPF, el PP propone reducir la tributación de los módulos y del régimen simplificado en IVA y régimen especial de recargo de equivalencia en los sectores más perjudicados por la subida de precios y costes.

Impuesto de Sociedades, IVA e impuestos especiales 

A juicio de Suárez y Navarro, debe haber libertad de amortización para inversiones en eficiencia energética. Además, optan por analizar la posibilidad de reducir la carga impositiva de los tributos indirectos del IVA e impuestos especiales que gravan el consumo energético. De esta manera, se pretende liberar recursos de la economía familiar y de las empresas, así como contribuir a la simplificación y eficiencia al ahorrar costes de gestión.

En lo referente al IVA sobre la energía eléctrica y del gas natural, exigen una rebaja del tipo impositivo por debajo del 10%. Y en cuanto a los hidrocarburos, consideran que el Gobierno de Sánchez tiene margen para rebajar los tipos del gasóleo para usos especiales de 0,096 a 0,021 euros por litro que usan los agricultores.

Mejora de la eficiencia y calidad del gasto público

Para acometer la reducción del gasto burocrático y político, el PP remarca la potenciación de la Airef como órgano de evaluación del gasto público, además de transparentar la estrategia de consolidación que Moncloa tenga prevista para acordar con las orientaciones presupuestarias que determine la Unión Europea. Asimismo, plantea eliminar ministerios, altos cargos y asesores. «Nos preguntamos qué hacen el señor Garzón o la señora Belarra. En una época de crisis, no tiene mucho sentido que tengamos el mayor Gobierno en número de asesores, ministros y secretarios de toda la historia», ha criticado Suárez.

Como última propuesta dentro de este bloque, los populares abogan por el diseño de un plan nacional para mejorar la efectividad y calidad del gasto público en aras de modernizar y reformar las administraciones.

Fondos europeos 

En lo relativo a la gestión de los fondos europeos, el PP lamenta que en este momento «el plan de recuperación no está dando los resultados que esperábamos porque el impacto real no ha llegado ni al 0,3% del PIB». «Solo se han aplicado 3.000 millones de euros de los 24.000 presupuestados», ha manifestado Navarro, antes de añadir que se prevé que en este 2022 ni siquiera se alcance el 1,2%, lo que se traduce en unos 13.000 millones frente a los más de 40.000 presupuestados para los dos primeros años. Por esta razón, el principal partido de la oposición urge a modificar o rediseñar el Plan de Recuperación y Resiliencia.

En este contexto, el diputado nacional ha comparado la gestión del Gobierno de España con la de otros países europeos como Italia, Portugal, Francia, Grecia o Suecia, que han utilizado este mecanismo para «financiar el establecimiento de incentivos fiscales». «La inejecución del Ejecutivo central es inaceptable», ha indicado. De hecho, ha continuado, «no existe ninguna limitación expresa al uso de incentivos fiscales como instrumento de canalización de inversiones con cargo al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia».

Entre las medidas a corto plazo que puedan aplicarse de manera inmediata, se encuentra la urgencia de regular un nuevo incentivo fiscal extraordinario y temporal financiable para la Hacienda Española con cargo al MRR aplicable a inversiones de hogares y empresas que se consideren que contribuyen a la mejora de la cohesión social y la capacidad de reacción
ante las crisis.

Por otro lado, el PP tilda de «necesario» que España explore al máximo el margen de deducción fiscal estructural y permanente por inversiones en transformación digital y transición energética, así como incorporar una perspectiva real de proyecto tractor territorial.

En última instancia, el Partido Popular ha apuntado a la simplificación y reducción de trabas administrativas como otro de los grandes focos sobre los que poner especial atención. «Esta reforma es condición necesaria indispensable para otras transiciones urgentes que debe acometer nuestro país como la digital o la transición energética», han resaltado ambos diputados nacionales. Para afrontar dicha reforma, habría que acometer una simplificación normativa, una evaluación continua de los procesos administrativos, la necesidad de trazabilidad digital, la instauración de un Gobierno inteligente y el establecimiento de una verdadera y neutral Administración 2.0.

Print Friendly, PDF & Email