Los teléfonos de Sánchez y Robles también fueron espiados con Pegasus

Robles y Sánchez, en un acto de partido. Imagen: PSOE

Los teléfonos del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Defensa, Margarita Robles, también sufrieron intrusiones con el programa Pegasus, durante el año 2021, lo que permite al Ejecutivo concluir que fueron acciones «ilícitas y externas».

Lo ha anunciado este lunes el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, en una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, convocada de urgencia esta misma mañana a las 7.00 horas. En ella ha comparecido junto a la portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, que le ha dado la palabra de inmediato para que comunicara la cuestión «de especial relevancia» que había justificado la convocatoria.

Según ha explicado, “el Gobierno ha puesto en conocimiento de la Justicia un informe del Centro Criptológico Nacional”, según el cual los teléfonos de Sánchez y Robles “han sido afectados por el software Pegasus”. Es la Abogacía del Estado la que ha presentado la denuncia ante el Juzgado de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, que está de guardia.

En concreto, el móvil del presidente sufrió dos intrusiones en mayo de 2021 y el de la ministra de Defensa, una en el mes siguiente. «Ambas intrusiones se consumaron», constató a preguntas de los periodistas. «No hay pruebas de ninguna intrusión posterior»,

El ministro de Presidencia detalló que fue ayer cuando el Centro Criptológico remitió su informe al respecto. «La verificación se ha producido en los últimos días. El conocimiento pleno con los informes elaborados fue en el día de ayer», ha precisado.

También revelado que se produjo una extracción de datos en las tres intervenciones, de la que se conoce el volumen pero no el contenido concreto que se recabó. «Lo que conocemos es el volumen de datos que se extrajeron, no conocemos qué datos eran», ha señalado.

Las estimaciones del Centro Criptológico, que el ministro no ha especificado, son que a Sánchez se le extrajeron 2,6 gigas de datos en la primera intrusión y 130 megas en la segunda, mientras que a Robles le robaron 9 megas.

«Intervenciones ilícitas y externas»

El espionaje a Sánchez y Robles ha permitido al ministro concluir que se trata de “intervenciones ilícitas y externas”, no del propio Centro Nacional de Inteligencia (CNI) como sugerían los independentistas catalanes. También ha señalado que el Gobierno será “inflexible con cualquier vulneración de derechos fundamentales”.

«Cuando hablamos de intrusión externa, significa que es ajena a los organismos oficiales y no cuenta con autorización judicial», ha especificado para no dejar lugar a dudas. Eso sí, rehusó expresamente especular sobre quién pudo querer espiar a Sánchez y Robles. “No es el lugar ni es el día para hacer interpretaciones ni para hacer conjeturas”, ha despejado ante las cuestiones planteadas.

No obstante, el contexto político de mayo y junio de 2021 lo marcaron la concesión por el Consejo de Ministros de los indultos a los líderes del proceso independentista catalán, que se aprobó el 2 de junio, y la entrada masiva de inmigrantes procedentes de Marruecos en España, que comenzó el 17 de mayo.

El diario ‘Le Monde’ publicó que Marruecos ya había hecho uso del programa Pegasus y que, en concreto quiso infectar el teléfono del presidente francés, Emmanuel Macron, y de otros 14 ministros de su Gobierno.

Proceso de verificación

El ministro de Presidencia ha anunciado que el Gobierno ya ha puesto en marcha un proceso de verificación que va a alcanzar a todos los móviles del Gobierno. “Una de las conclusiones tiene que ser que reforcemos todos los procedimientos de seguridad. Vamos a poner a disposición de otras instituciones autonómicas y locales todo el conocimiento y todas las capacidades que tenga el Estado central”, ha prometido. Fuentes gubernamentales apuntaron que a Sánchez se le ha sustituido el teléfono hace unos días, cuando se empezó a tener constancia de que estaba infectado por Pegasus.

Finalmente, Bolaños ha asegurado que “el Gobierno ha implementado ya, y seguirá haciéndolo, protocolos de seguridad en todos los organismos” oficiales, autonómicos y locales, y proclamó el compromiso del Ejecutivo “con el esclarecimiento de la verdad». “Esperamos que haya una investigación, que la Justicia pueda esclarecer los hechos”, ha sentenciado.

Print Friendly, PDF & Email