La S. D. Huesca desperdicia su ventaja inicial ante el Leganés y se va de vacío de Butarque (2-1)

Escriche volvió a ser el delantero titular de Xisco. Foto: @SDHuesca

La S. D. Huesca cosechó en Leganés su primera derrota en las últimas siete jornadas ligueras. Se trataba de un encuentro sin nada en juego porque ambos conjuntos estaban alejados del descenso y sin opciones de playoff, y así se demostró en el segundo acto. Gerard Valentín adelantó a los de Xisco Muñoz atravesada la media hora, pero el cuadro pepinero igualó justo antes del cierre de la primera parte gracias a la pareja Pardo-Cissé. Tras el paso por vestuarios, los locales culminaron la remontada con un nuevo tanto de Cissé previa asistencia de su socio Pardo, y los oscenses no dieron ningún signo de reacción.

Los altoaragoneses formaban de inicio con Andrés Fernández bajo palos, secundado por Andrei Ratiu y Florian Miguel como laterales e Insua e Ignasi Miquel ocupando la zona central de la zaga. El doble pivote era para Timor y Mosquera, con Joaquín Muñoz, Gerard Valentín y Seoane por delante, y Dani Escriche como la gran referencia en punta.

Compases iniciales con claro dominio pepinero, que lo intentaba bien temprano con una internada en el área de Gaku tras un error defensivo de Ratiu, pero su disparo salió flojo y suave directamente a las manos de Andrés Fernández. Minutos más tarde lo intentó Borja Garcés con un tiro que se marchó desviado por la izquierda de la meta oscense. Un posible penalti de Seoane sobre Arnaiz propició que el cuadro de Xisco Muñoz despertara y se hiciera con el control del esférico.

La ocasión más clara del encuentro llegó precisamente para la S. D. Huesca en el minuto 24. Un centro lateral de Seoane desde banda derecha era rematado por Florian Miguel, que aparecía incisivo por la izquierda, pero Dani Jiménez despejaba de puños sobre la línea de cal. Volvió a espabilar el Leganés con un centro chut de Palencia que complicó a Andrés Fernández, aunque consiguió meter la manopla para desviar a córner. En ese mismo saque de esquina la tuvo Rubén Pardo tras una buena acción de estrategia, pero su remate fue rechazado por la zaga oscense.

Y sobrepasada la media hora de juego, los aragoneses encontraron el premio del gol. Gerard Valentín recuperó el cuero en campo propio, condujo con relativa comodidad y mucha verticalidad antes de disparar al primer palo para subir el primero al electrónico. Se estiró Jiménez para evitar el tanto en contra, pero el tiro fue muy ajustado, casi lamiendo el poste.

Reaccionó el conjunto del sur de Madrid en el 37, pero el gol de cabeza de Nyom era anulado por un fuera de juego milimétrico. De todos modos, justo antes del intermedio, el Leganés empató la contienda. La puso con música Rubén Pardo desde el banderín de esquina al corazón del área, donde llegó Cissé para poner la rodilla y batir a Andrés Fernández. Tras la igualada, Sánchez López decretó el final del primer acto.

Segunda mitad 

Quería Xisco piernas frescas para la reanudación y dio entrada a Darío Poveda y Pablo Martínez en detrimento de Joaquín Muñoz y Seoane. Mejores los locales en los primeros minutos de la segunda parte. En el 57, el colegiado principal pitó penalti a favor del equipo oscense, pero la decisión fue anulada rápidamente por fuera de juego previo al botar un saque de esquina. Y casi alcanzada la hora de partido, los pepineros consumaron la remontada. Otra vez los mismos protagonistas: Rubén Pardo centró una falta lateral al interior del área que encontró la pierna de Cissé, quien remató con cierta fortuna para añadir un nuevo tanto a su cuenta particular.

Reacción inmediata del míster visitante, que introdujo a Gaich por Escriche con el objetivo claro de colgar balones aéreos. Y en el 70 se retiró Timor para dejar su puesto a Mikel Rico. Pese a las variaciones, no lograba la S. D. Huesca inquietar la portería defendida por Jiménez ante un Leganés bien plantado que poco a poco conseguía dormir el ritmo del encuentro.

Dispuso del empate el cuadro visitante en el 80. Gaich recibió un centro desde banda derecha y controló el esférico, pero su remate con pierna izquierda fue dirigido al lateral exterior de las mallas. Parecía una ocasión con mucho más peligro del que realmente tuvo. A cinco para el final, Xisco quemó sus naves introduciendo a Ferreiro por Ratiu, pero los altoaragoneses estaban sin ideas sobre el césped. Cinco más de añadido, pero la S. D. Huesca, que no dio ningún síntoma de poder establecer el 2-2, volvería a Aragón de vacío.

Print Friendly, PDF & Email