El Casademont Zaragoza desaprovecha una oportunidad de oro para sentenciar la permanencia

En la posesión final de Bilbao, tras el triple de Kilpatrick del 80 iguales, Rafa Luz sumó para liquidar el choque 80-82. Foto: Casademont Zaragoza

El Casademont Zaragoza desaprovechó una oportunidad de oro para dejar sentenciada la permanencia y cayó en el Príncipe Felipe ante Surne Bilbao Basket (80-82) en un duelo de rachas, en la que los vascos fueron más cómodos sin que ese juego duro y trabado de los de Mumbrú sentase bien a los locales, en un choque que fue parejo. En el último tramo, por detalles, se decidió el partido. En la posesión final de Bilbao, tras el triple de Kilpatrick del 80 iguales, Rafa Luz sumó para liquidar el choque 80-82. Los de Sakota permanecen con dos victorias de ventaja sobre el descenso a falta de tres partidos para el final de la liga.

Amaneció intenso el choque con un tapón de Hlinason a Delgado, sumando los primeros puntos y sacando una falta en la otra canasta, antes de que Yusta pusiera el 4-0. Masiulis al triple restaba, pero los de Sakota llevaban el ritmo inicial en defensa y ataque. La igualdad del 7-7 dio paso a imprecisiones en ambas canastas, en un ambiente increíble con la ‘marea roja’ apretando. San Miguel sumó la segunda falta dando paso a Cook. Hlinason sacó la falta a Delgado en el 2+1 para reconducir al 10-10. El tanteador estaba parejo, sin que nadie se despegara más allá de lo justo, aunque Cook de triple fuese al 15-14. Thompson amaneció en pista con Waczynski, y Cook de nuevo sumó antes del 2+1 de Mekowulu, dejando de color local el primer tramo 20-14.

Kilpatrick sumó su primer triple para un +9, como Thompson en el poste bajo, justo antes de la salida ovacionada de Ferrari. Sendos 2+1 acercaron a los de Mumbrú dejando el 25-21. No encontraba aro Casademont Zaragoza, al revés que Bilbao, que alcanzó el 27-30 volteando la inercia. Sakota puso a Radoncic buscando esa chispa anotadora que no llegaba. Abrió camino el equipo vasco al +5 pero Kilpatrick lo mitigó en un final de tramo intenso, con la primera canasta de pillo de Ferrari y apretar el asunto de nuevo con el 2+1 de Hlinason. A base de rasmia, reflejada en el triple de Kilpatrick o la sociedad Radoncic-Hlinason, se imponían los rojillos en la media parte 41-38.

Bone abrió tras la pausa la anotación pero el trámite seguía apretado. Los contactos sobre el #0 rojillo no se señalaban, la «marea roja» hacía ver su disconformidad, al igual que el banquillo local. En esa confusión, Bilbao sacaba provecho hasta el 45-50 y acabando con Bone en el banquillo visiblemente molesto. Hlinason era el estilete rojillo sacando faltas y sumando en el 4.60 para recortar hasta el 48-50 y penalizar con la tercera falta del islandés. Los de Mumbrú de nuevo llevaban la delantera como en el cuarto anterior cortando la anotación de Casademont Zaragoza, a la que se sumaba Yusta con 5 puntos seguidos y Ferrari conectando con Mekowulu para casi neutralizar la escapada 54-55. Yusta superando los varios toques sumaba en un desenlace de tramo, de nuevo aderezado por el triple de Ferrari para el 59 igualar y encender el Príncipe Felipe. Delgado, tras la falta de Ferrari obligó al instant replay sin ninguna variación, más allá de la petición de técnica para el jugador de Bilbao por parte de la ‘marea roja’ y la ventaja visitante al final del tramo el 58-64.

Thompson sacó cinco puntos seguidos de diversas facturas para firmar el empate a 64 y provocar el tiempo de Mumbrú con 1,36 de tramo. Mekowulu desdibujaba a Delgado y Thompson era un perfecto complemento en rebote. Rousselle de triple adelantó a Bilbao pero Casademont Zaragoza no sumaba con la rapidez necesaria para revertir la ventaja rival. Sin acierto en el triple, Sakota paró el tramo 66-72 (min.35). Waczynski desde la tronera arrimó al -3. Hlinason volvió a cancha y Kilpatrick de triple empató a 72. A 2,39, Ferrari salió a cancha por Cook para el final del choque. Inglis puso el 72-74 y a Radoncic no le pitaban nada bajo la canasta contraria para su desesperación y la de Sakota, aunque sí a Hlinason que era el jugador desequilibrante en la pintura contraria y poner el 75-74 a 1.52 del final. El final era a cara o cruz por detalles y por pérdidas. Kilpatrick desde el libre sumó el 77-76 a 58 segundos. Hakanson sumó y en ataque la perdió Casademont y ahí se diluyó la victoria con los libres finales de Inglis. En los 20 segundos finales, Kilpatrick acertó desde el triple a 10 segundos del final y Rafa Luz lo liquidó (80-82).

Print Friendly, PDF & Email